Improvisado

2019-01-15 | Marcos Alán López Álvarez

Últimamente todo mundo tiene una opinión de las medidas que toma el gobierno. Primero que si es la forma, luego que si es el fondo; luego que si es aquello, o lo otro. Si algo ha conseguido la actual administración de país, lo cual hay que aplaudir a dos manos para mayor efecto, es que nos hayamos interesado sobre las decisiones que se toman sobre el país, en lugar de ser caso omiso a la situación del país. Plataformas como las redes sociales nos proporcionan espacios para externar nuestras ideas y percepciones sobre la toma de dichas decisiones, las cuales han sido -y serán- fundamentales en el crecimiento de la democracia en nuestro país. Cada día basta leer las tendencias de Titear para poder darnos cuenta que México está opinando. Usadas de manera errática es posible dar información falsa a la ciudadanía de un tema específico o confusa (Como Tatiana Clouthier, quien coordinó exitosamente la campaña de López Obrador rumbo a la presidencia, que compartió en Twitter una nota de el periódico El Universal de agosto del 2018, donde el entonces presidente electo prometía aumentar el presupuesto para la ciencia, tecnología e innovación y finalmente éste se redujo para el año 2019. Rápidamente lo reconoció en la misma red social), y en caso contrario, podemos también dar a conocer noticias y conocimientos de interés general. En un país democrático como México debemos acostumbrarnos a saber que siempre habrá alguien que opine distinto a nosotros. En las redes sociales esto es el pan de cada día. Entre tanta vorágine de información, el gobierno mexicano parece no tener claro cómo darle información a sus ciudadanos o inclusive -cosa grave- se ha contradicho. Parece que en la nueva administración tiene una asignatura pendiente en esto, o al menos esto lo ha demostrado en el tema del huachicoleo. Primero nos dijeron que el 80% del robo de los combustibles era causado por la mano de las mafias coludidas en Petróleos Mexicanos, sin embargo, militares y la ciudadanía fueron a cuidar los ductos, dejando más preguntas que seguridades en algunos sectores de la ciudadanía: Si lo que ocasionaba el robo del combustible era la corrupción en Pemex y no exactamente la extracción en los ductos, ¿era necesario cerrarlos? Esta medida significó una victoria pírrica para el gobierno que aparentemente logró detener este robo tan enorme y dañino al país a costa de un aparente desabasto ocasionado por el cierre de ductos en varios estados del centro del país. Diversos medios reportaron desabasto de gasolina y otros productos en diversos estados, causando pánico en otros. En Hermosillo, Gaspar Ortiz Duarte, quien preside la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) indicó que se reportó desabasto en algunas estaciones de la capital del estado atribuibles a la logística. En la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) hubo un eco similar, donde su presidente sostuvo que era por el consumo propio de los hermosillenses que generó dicha condición. A nivel federal se nos dijo primero que estos efectos del plan para enfrentar al huachicol era solamente temporales, luego se nos dijo que era duraría “lo que sea necesario” con tal de tener éxito en la lucha. Otra contradicción de la cuarta transformación. Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda (UIF), nos dio cuentas –tartamudeando un poco, quizás por los nervios - estimó que podrían ser 45 mil millones de pesos los manchados por el huachicol, de los cuales ya han sido blanqueados 10 mil. Sin embargo, sigue sin haber nombres en las portadas de los periódicos. Solo sabemos que hay empresarios, un exfuncionario de Pemex, un exdiputado local y un exalcalde. Entre las diversas voces que aplauden y reprenden el combate al huachicol, desde la cuenta del Gobierno de México en Twitter se anunció que “con lo que nos ahorremos combatiendo el huachicoleo se está planeando adquirir 500 pipas de 60 mil litros cada una”. Cada vez, y con medidas como éstas, parece que el gobierno de la cuarta transformación está improvisando cada vez más sus acciones y dejando más inquietudes que certezas. Sobre el mismo tema, dos dependencias gubernamentales compartieron una imagen publicitando la lucha contra el huachicol donde incluía el nombre del presidente, lo cual fue replicado por los medios como una falta al artículo 134 constitucional que prohíbe la inclusión del nombre de cualquier servidor público en la propaganda oficial. La aparente improvisación de las acciones del combate contra el robo de combustibles, tan dañino para el país, las contradicciones entre las cifras y declaraciones de funcionarios y dependencias y mientras no haya nombres ni cárceles llenas de huachicoleros, parecerá que todo es mera venta de humo. La intención no es suficiente, a fin de cuentas, “es la dirección y no la intención lo que determina el destino”. Si nuestro destino, ojalá, sea la cuarta transformación del país, no basta con prometer, ni con improvisar. Necesitamos un poco más de certeza. Hacen falta más números, nombres, lugares, fechas y órdenes de aprensión.  Ya no queremos paliativos. López Obrador parece más un candidato que un presidente, dividiendo al país entre los ricos, estrafalarios, de la mafia del poder, huachicoleros y anti progreso contra los pobres, humildes, oprimidos y plebeyos en este país saqueado y ultrajado.

 

QUADRI-TRANSFORMADO

Hace ya varios ayeres, en febrero del 2012, Gabriel Quadri fue anunciado para contender a la presidencia de México que finalmente, por suerte, no logró conseguir. Ahora, en enero del 2019, se le declaró, por ahora, “persona non grata” en Oaxaca tras declarar que “Si México no tuviera que cargar con Guerrero, Oaxaca y Chiapas, sería un país de desarrollo medio y potencia emergente”. Anteriormente había causado polémica tras pedir que “los candidatos (a la presidencia de México) deben comprometerse a prohibir el reggaetón en caso de llegar a la presidencia” y llamó a un grupo de personas sin hogar “Malvivientes, indigentes y drogadictos”. Tal vez Quadri necesite una transformación en su forma de pensar, al menos en cuanto a los temas anteriormente refereridos.

 

Puedes escribirme para estar en contacto contigo en mis redes sociales:

Twitter: @Marcos_LopAlv

Instagram: @Marcos.lopalv

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota