Suman 222 fosas en cinco meses; son herencia de una política equivocada: AMLO

2019-05-14 | Por: Redacción

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desde el inicio de la actual administración, las autoridades han identificado 222 fosas clandestinas en las que presumiblemente se encontraron los restos óseos de 337 cuerpos en 17 estados de la república.

“Aunque duele, tenemos que saber lo que realmente sucedió y desgraciadamente sigue pasando porque no se puede, de la noche a la mañana, terminar con estas herencias de inseguridad y violencia”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador quien consideró los años precedentes como “un período muy triste para México”.

Hoy la conferencia de prensa presidencial fue marco para la presentación de la estadística a cargo del subsecretario de Derechos Humanos de la secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, quien identificó los estados de Veracruz, Sonora, Sinaloa, Guerrero, Colima y Nayarit, como las entidades donde se registraron la mayor cantidad de hallazgos.

Las 222 fosas clandestinas se ubicaron en 81 sitios, encabezando el registro Veracruz, la entidad en la que se procesa la identificación de 72 de los 337 cuerpos, un total que puede aumentar conforme avancen las pruebas de ADN, de acuerdo con el subsecretario.

“El hallazgo de fosas clandestinas refleja, por un lado, los patrones diferenciados de violencia en los estados y municipios del país, y por otro, la necesidad de encontrar, registrar e identificar los cuerpos de las víctimas”, precisa la presentación.

La innovación de política pública, cuyos primeros resultados se presentaron hoy, corresponden al nuevo Registro Nacional de Fosas Clandestinas y Cuerpos Inhumados, que amplía los datos de los informes precedentes, como el que corresponde al de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que, entre 2006 y 2016, contabilizaba 855 fosas y mil 548 cadáveres.

A dicho informe se suma otro, integrado para el mismo período, de organizaciones ciudadanas y dos universidades que cita el reportaje de “El país de las dos mil fosas”, trabajo encabezado por la periodista Marcela Turati, como parte del laboratorio de investigación periodística Quinto Elemento Lab, publicado en Proceso.

Sitios y fosas

En la desagregación del informe presentado por Alejandro Encinas, se establece que fueron 81 sitios donde se localizaron fosas con el mayor registro en Veracruz y Tabasco con 11 sitios respectivamente; Sonora y Zacatecas, empatados en 10 y Guerrero y Jalisco con ocho sitios en cada caso.

Coahuila, Nayarit y Jalisco, tuvieron cuatro sitios cada uno, mientras que en Michoacán se contabilizan tres, mientras que Tamaulipas y Durango suman dos cada uno. A esas entidades se agrega Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Puebla y Sinaloa, con un caso respectivamente.

En diferentes sitios se ubicaron varias fosas, de ahí que la estadística crezca: Veracruz tuvo 76 fosas clandestinas; Sonora (35); Colima (12); Tabasco (11); Coahuila (10); Zacatecas (10); Jalisco (8); Nayarit (5); Michoacán y Tamaulipas (3); Durango (2), mientras que Estado de México, Guanajuato, Hidalgo y Puebla, tuvieron sólo una fosa cada entidad.

En cuanto a este apartado del informe destaca Sinaloa por haberse encontrado sólo un sitio, pero con 23 fosas clandestinas.

Un registro de cuerpos exhumados de las fosas clandestinas localizadas pone a la cabeza al estado de Colima, con 93 cuerpos; le sigue Sinaloa con 80; Sonora con 55; Nayarit con 35; Jalisco con 20; Veracruz con 17 y Guerrero con 12.

Además, se exhumaron cuerpos en Zacatecas (8); Michoacán (7); Puebla (4); Tamaulipas (2); mientras que en Durango, Estado de México, Guanajuato y Tabasco sólo uno en cada entidad.

El registro incluye a dos entidades donde ha sido imposible determinar el número de cuerpos: Hidalgo, donde se encontró sólo una fosa que contenía un fragmento de mandíbula humana y Coahuila, donde las 10 fosas localizadas contenían 33 kilos de restos óseos. No obstante, Guerrero, Durango, Puebla, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas, además del número de cuerpos mencionados tienen registro de restos óseos.

También los casos de Guerrero y Nayarit, donde se localizaron fosas clandestinas y los cuerpos fueron exhumados, pero luego se reutilizaron por los perpetradores.

Las acciones anunciadas hoy incluyen la actualización en proceso del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y la integración del mencionado Registro Nacional de Fosas, creado por la actual administración en coordinación con la subsecretaría de Derechos Humanos, con la Comisión Nacional de Búsqueda, la Fiscalía General de la República, las fiscalías de los estados y los colectivos de víctimas, a los que se integran datos de fuentes abiertas.

Diagnóstico nacional forense

Además, Alejandro Encinas anunció que se encuentra en desarrollo un Diagnóstico Nacional Forense a fin de mejorar las condiciones de los servicios forenses en todo el país, además de la participación de distintas áreas científicas de policías y fiscalías, cuyo objeto es la creación de una coordinación que homologue criterios de búsqueda.

“A pesar de que este es un fenómeno que tiene ya muchos años en el país, siempre se ocultó o minimizó la información. Incluso, se envió al marasmo de los datos estadísticos, donde los datos de desaparición forzada o desaparición por particulares se mezclaban con los datos de homicidios cometidos todos los días” dijo Alejandro Encinas, añadiendo que eso ocurría aun cuando los restos correspondían a registros de varios años de antigüedad.

El presidente López Obrador subrayó el arranque presupuestal de 500 millones para las tareas de búsqueda pero aseguró que se ampliaría de ser necesario.

En su intervención, el mandatario expuso que la violencia y la inseguridad, fueron producto de políticas equivocadas y fracasadas, para luego insistir en la atención de las causas profundas que suele ubicar en el abandono de los jóvenes y la falta de oportundiades.

https://www.proceso.com.mx/583941/suman-222-fosas-en-cinco-meses-son-herencia-de-una-politica-equivocada-amlo


Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota