Ni perdón ni olvido por "Halconazo", advierte gobierno federal

2019-06-10 | Por: Redacción

A 48 años de la matanza del Jueves de Corpus, el gobierno federal refrendó su compromiso con la demanda “ni perdón ni olvido” de sobrevivientes y familias de esta etapa de de terror de la guerra sucia.

La masacre de Corpus Christi “nos recuerda a todos que hechos tan lamentables como el que el que se vivieron ese día los debemos recordar para no repetirlos en el presente, en especial en el futuro”, subrayó la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, en la inauguración del memorial “Circular de Morelia”.

En la Plaza Morelia, ubicada a un costado del edificio de la calle Morelia número 8, que albergaba la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS), el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, anunció que se abrirán todos los sótanos de Tlaxcoaque, Gobernación y el Campo número 1 de la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), porque “no tenemos nada que ocultar” y “tenemos la obligación de que se conozca la verdad” de estos hechos.

Ante la esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador y coordinadora de la iniciativa Memoria Histórica y Cultural, la Beatriz Gutiérrez Müller, la funcionaria federal mencionó que ese episodio trágico “nos ha lastimado como sociedad”.

En el pasado reciente existía una política de Estado para borrar y desaparecer no sólo a la gente opositora a ese régimen, sino para borrar sus ideas y desaparecer sus ejemplos de vida y de sacrificio.

Es por eso, subrayó, que ahora se hace imprescindible la recuperación de la memoria y de la historia.

“Hoy como ejercicio de gobierno hacemos un reconocimiento a los desaparecidos y a los sobrevivientes de graves violaciones de derechos humanos, detención arbitraria, tortura y detenciones extrajudiciales”, planteó.

Recordó que en el edifico de la DFS despacharon personajes como Miguel Nassar Haro, Fernando Gutiérrez Barrios, Luis de la Barrera, entre otros, quienes al mencionarlos los presentes gritaron “asesinos, asesinos”.

Este edificio, señalando el número 8, fue un espacio de reclusión, en el que se efectuaron prácticas de contrainsurgencia, desapariciones, detenciones, tortura a cientos de hombres, mujeres, menores de edad, así como del antiguo régimen para exterminar todo intento de oposición y de discrepancia, y sede de la Brigada Blanca.

Ante familiares y sobrevivientes del trágico Jueves de Corpus, quienes al unísono gritaban “justicia, justicia”, calificó como un hecho histórico que el gobierno reconozca este episodio negro que aconteció en sus sótanos, por lo cual es imprescindible rescatar esos testimonios, en aras de no repetirlos en el presente ni futuro.

Destacó que hacer público el proyecto “Sitios de Memoria, Verdad, Justicia, Reparación y no repetición forma parte de una serie de mecanismos para dignificar la memoria de las víctimas.

En su intervención, el subsecretario de Derechos Humanos de la Segob enfatizó que el Ejecutivo federal les ha dado la encomienda de no escatimar ningún esfuerzo, ningún trabajo, desde todos los ámbitos del gobierno para conocer la verdad y hacer justicia.

“Terminar con esa impunidad que durante décadas ha estado socavando el derecho de las personas a conocer que pasó con su familiar, con su hija, con su hijo, con su padre y tenemos que trabajar de manera conjunta”, expuso.

Dijo que en 2006, en aras de buscar la verdad sobre lo ocurrido el 10 de junio, se hizo pública la nómina del Metro, que en aquellos años era donde se pagaba a los Halcones por parte del entonces regente del Distrito Federal, Alfonso Martínez Domínguez.

Destacó que fueron muchos los espacios de tortura y represión, por ello por instrucciones del Ejecutivo federal se abrirán los sótanos de la plaza de Tlaxcoaque, Gobernación y del Campo Militar Número 1.

En muchos espacios del poder público, especifico, “tenemos que reivindicar el ejercicio del poder para el bien de la gente, que quede atrás aquella visión en la que predominaba el interés del Estado y el principio de autoridad para garantizar el principio de los derechos humanos, su garantía y respeto para todos y todas y lograr un país en el que podamos vivir en paz”.

Terminado el acto, las autoridades se trasladaron al Memorial, ubicado en el sótano de Circular de Morelia 8, donde realizaron un recorrido.

Halconazo del 10 junio de 1971, un crimen de Estado: Rosaura Ruiz 

 La titular de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación capitalina, Rosaura Ruiz Gutiérrez, aseguró que a 48 años de la masacre del Jueves de Corpus Christi, también llamado “El Halconazo”, nadie ha sido juzgado y castigado y existen evidencias claras de que se trató de un crimen de Estado.

“El análisis histórico, los archivos recuperados no dan pie a ninguna duda razonable acerca de la responsabilidad del entonces presidente Luis Echeverría y varios de sus colaboradores, por lo que es necesaria una reflexión sobre el derecho a la verdad y la importancia que tienen las investigaciones en materia de violación a los derechos humanos para articular ofrecer garantías de no repetición, así como castigo a los culpables”, aseguró.

La funcionaria asistió a la ceremonia en la que se conmemoró el 48 Aniversario de “La Masacre de Jueves de Corpus”, encabezada por la jefa de gobierno capitalino Claudia Sheinbaum Pardo, en las afueras de la estación del Metro Normal, sobre la avenida en la que hace casi 50 años acontecieron esos sucesos.

Ruiz Gutiérrez dijo que aquel episodio fue una siniestra represión y la continuación de un acto genocida que comenzó con la matanza en Tlatelolco.

Comentó que el gobierno del expresidente Luis Echeverria, pidió al de Estados Unidos asesoría para entrenar a un grupo paramilitar en tácticas antimotines, control de multitudes y manifestaciones estudiantiles: Los Halcones, según el libro del escritor Carlos Montemayor titulado La guerra en el paraíso.

Agregó que además de intervenir directamente en las manifestaciones, ese grupo operaba filtrándose en reuniones estudiantiles, incitando a la violencia y actos vandálicos.

Fue ese 10 de junio, relató, cuando el grupo se infiltró entre la multitud e intentó disolver la manifestación usando varas de bambú, pero fueron rechazados por los estudiantes.

“En una segunda acometida, usaron armas de fuego y la intención por disolver la manifestación cambió por la de reprimir a los estudiantes como escarmiento”, relató la funcionaria en el acto donde se colocó un arreglo floral al pie de la monumental escultura de Sebastián, al tiempo que montaron una guardia de honor para recordar a las víctimas.

Para Rosaura Ruiz el movimiento terminó por traducirse en una revolución juvenil que trastocó todos los ámbitos de la vida, haciendo visible lo invisible y evidenciando un Estado monolítico y autoritario.

Por su parte, Salvador Zarco Flores, sobreviviente del “Halconazo” y presente en el acto, denunció que a 48 años de aquel suceso no se ha hecho justicia.

“Las investigaciones que se hicieron en aquel entonces fueron caricatura, no se investigó bien, y aunque se supo los organizadores, donde entrenaban a los Halcones, nunca se hizo justicia”, dijo el también director del Museo de los Ferrocarrileros, quien pidió justicia y se castigue a los responsables.

Consideró que las heridas duelen y no han sanado y recordó que él acudió a la marcha del 10 de junio de 1971 junto con su esposa quien estaba embarazada.

“Nos tuvimos que meter a una lonchería porque empezó la balacera y tuvimos que salir con mucha precaución; después nos enteramos de todo lo que había ocurrido”, dijo Zarco Flores quien en entrevista dijo que “nunca pensó salir vivo”.

Marchan agrupaciones por 48 aniversario del "Halconazo"

Manifestantes procedentes del Casco de Santo Tomás comenzaron a marchar rumbo al Zócalo capitalino en conmemoración del 48 aniversario del "Halconazo", ocurrido el 10 de junio de 1971.

Dicho contingente se unió a una concentración ubicada afuera del Metro Normal, informó el Centro de Información Vial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México.

En su cuenta de Twitter @OVIALCDMX, el organismo detalló que los inconformes pasaron por la Calzada México-Tacuba y luego se incorporaron a Circuito Interior.

La marcha fue convocada por el Comité del 68, también los acompañan la Central de Estudiantes Universitarios de la Universidad Nacional Autónoma de México, entre otras organizaciones.

El organismo capitalino pidió a los automovilistas utilizar vialidades alternas como las avenidas General Mariano Escobedo, Cuitláhuac, Chapultepec, Ricardo Flores Magón, Congreso de la Unión, Eje 2 Norte, así como Manuel González, José María Izazaga, Fray Servando Teresa de Mier y Circunvalación.

http://www.cronica.com.mx/notas/2019/1121905.html


Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota