SFP inhabilita a Alfredo Castillo por ocultar cuentas bancarias millonarias

2021-01-27 00:00:00 | Por: Redacción

Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, secretaria de la Función Pública(SFP), informó que inhabilitaron para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público por un periodo de 10 años, a Alfredo Castillo Cervantes, exdirector general de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), por omitir y ocultar seis cuentas bancarias a su nombre y al de su cónyuge con más de 18.3 millones de pesos.

La sanción fue derivada de un ejercicio de verificación a la evolución patrimonial, la cual detectó que el exdirector de la Conade durante el gobierno de Enrique Peña Nieto y ex comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral en el Estado de Michoacán, faltó a la verdad en sus declaraciones de situación patrimonial de 2014 a 2016, según la funcionaria.

La encargada de la SFP explicó que la Dirección General de Responsabilidades y Verificación Patrimonial inició un minucioso procedimiento administrativo sancionador y determinó que Alfredo Castillo Cervantes omitió declarar seis cuentas bancarias a su nombre y al de su cónyuge, en las que en total tenían más de 18 millones 300 mil pesos.

El 16 de abril de 2015, Emilio Chuayffet Chemor, entonces secretario de Educación Pública (SEP), nombró a Castillo Cervantes titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte. Tres meses antes había dejado su puesto como comisionado para la Seguridad de Michoacán, en el que combatió a los narcotraficantes que tenían sometida a la población michoacana en actos de violencia.

El exprocurador Federal del Consumidor (Profeco) llegó a la Conade en sustitución de Jesús Mena, ganador de la medalla de bronce en la plataforma de 10 metros en Seúl 1988.

Alfredo Castillo Cervantes como titular de la Profeco, comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral en el Estado de Michoacán y director general de la Conade no aceptó hacer públicas sus declaraciones patrimoniales, así como tampoco dejó saber cuánto percibía mensualmente de salario al frente de esas entidades.

El exdirector de la Conade informó que no participaba como accionista o directivo de empresas, así como tampoco formaba parte de asociaciones civiles y otras sociedades en México.

Castillo Cervantes presumió en su declaración patrimonial entregada a la Secretaría de la Función Pública haber terminado la licenciatura en derecho en la Universidad Autónoma Metropolitana, la de Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Iberoamericana y Economía Financiera en la Escuela Bancaria y Comercial.

“La nueva ética pública que está construyendo el Gobierno de México se basa en la probidad, en la transparencia y en la estricta legalidad, y por ello los altos funcionarios debemos cumplir nuestras obligaciones, como la declaración de situación patrimonial, con el más alto estándar”, comentó Irma Eréndira Sandoval Ballesteros.

Sandoval Ballesteros resaltó que la Secretaría de la Función Pública tiene como una de sus atribuciones realizar la verificación de la evolución patrimonial de las y los servidores públicos, y en el ejercicio de esa atribución se detectaron omisiones de la persona sancionada en sus declaraciones presentadas ante esta dependencia.

La titular de la Función Pública recordó que “este mecanismo es una herramienta fundamental para prevenir la corrupción y detectar el enriquecimiento ilícito, por ello, cualquier incumplimiento será sancionado, a fin de seguir reconstruyendo la confianza ciudadana en el servicio público, la cual fue erosionada por el régimen neoliberal”.

La pelea de Alfredo Castillo
La pelea por la transparencia y la rendición de cuentas en el deporte desató un boicot para llevar a México al derrumbe olímpico en Río 2016. 

La primera señal de mano dura de Alfredo Castillo Cervantes, como director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), fue fiscalizar y revocar los registros de las federaciones, donde detectaron irregularidades y desvíos de recursos públicos para convertir a los “dirigentes ricos y atletas pobres”.

“Estamos en el proceso de revisar las irregularidades de las (federaciones afiliadas a la) Conade”, aseguró Juan Manuel Portal, titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en 2016.

“La cuenta pública se presentó en 2014 y luego en el transcurso de 2015 se tiene la posibilidad de presentar los pliegos de las observaciones”, explicó el auditor, cuando le cuestionó si estaban investigado si las federaciones de la Conade desviaron recursos públicos a sus dirigentes.

“Lo que está en juego no son unos Juegos Olímpicos sino el futuro del deporte en este país y los mercenarios sólo pueden aludir al chantaje”, manifestó Alfredo Castillo Cervantes, quien tiene una cercanía con el presidente Enrique Peña Nieto desde su paso por el gobierno del Estado de México.

“Prácticamente hemos regalado 36 mil millones de pesos en los últimos ocho años”, denunció Alfredo Castillo, a finales de noviembre del 2015, cuando Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), le advirtió que el Comité Olímpico Internacional (COI) iba a desafiliar a México.

En noviembre de 2015, cuando la ASF concluyó el informe de fiscalización 2014 observó falta de comprobación por 4 millones 715 mil de pesos de la Federación Mexicana de Tiro con Arco.

También, encontró atraso en la comprobación de recursos federales por 26 millones 770 mil pesos del Comité Olímpico Mexicano, así como por 75 millones 805 mil pesos de las federaciones mexicanas de Natación, A.C.; Taekwondo y Tiro con Arco.

El primer conflicto se dio el 23 de junio de 2015, día en que el director de la Conade le dejó de dar dinero de los contribuyentes mexicanos a la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA).

El organismo rector del deporte en México detectó irregularidades financieras en el organismo presidido por Antonio Lozano, así como la existencia de programas de trabajo “absurdos y aberrantes”, que afectan a los deportistas.

La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte inició el 10 de agosto de 2015 un procedimiento para revocar el registro de la Federación Mexicana de Boxeo (FMB), debido a que encontró irregularidades en la documentación e inconsistencias en el Registro Nacional de Cultura Física y Deporte (Renade).

Ricardo Contreras es presidente de la FMB desde hace 25 años, tiempo en el que sólo ha alcanzado 3 medallas olímpicas. El último logro lo obtuvo Misael Uziel Rodríguez Oliva en Río 2016, que con el simple hecho de calificar a semifinal tenía el bronce asegurado.

El dirigente del boxeo señaló que no recibieron dinero de la Conade para preparar a sus boxeadores, incluso hizo un boteo en agosto de 2015.

Pero el Sistema Mexicano del Deporte de Alto Rendimiento, un fideicomiso donde la Conade deposita dinero de los contribuyentes y el Comité Olímpico Mexicano se encarga de repartirlo, revela que todos sus boxeadores de Río 2016 recibieron recursos públicos. Nadie se quedó sin su apoyo.

Para el 11 de agosto de 2015, la Conade desconoció a la Federación Mexicana de Luchas Asociadas por la falta de documentos en el Registro Nacional del Deporte (Renade).

“Mientras estuve en la Federación había dinero y recursos para la preparación de los deportistas; durante seis meses cuatro competidores se preparan en Europa”, manifestó Artemio Izquierdo Tena, presidente de la Federación Mexicana de Luchas Asociadas.

Alfonso Antonio Leyva Yépez, representante de lucha en Río 2016, no recibió un solo peso del subsidio otorgado a través del Sistema Mexicano del Deporte de Alto Rendimiento.

“Alfredo Castillo debió ser un conciliador como fue en su momento Bernardo de la Garza, quien dio resultados en los Olímpicos de Londres y le dio a la Federación de Lucha un programa a 4 y 8 años”, agrega Artemio.

Castillo Cervantes solicitó el 19 de agosto de 2015 a través de su cuenta de Twitter a la Federación Internacional de Tiro con Arco (FITA) desconocer al organismo mexicano de esa especialidad. Se desafilió al organismo, debido a que Effy Sánchez Pérez, presidenta de la Federación de Tiro con Arco, no había comprobado el gasto de 5 millones 804 mil 949.18 pesos. Ese dinero fue del ejercicio 2014. Todos los sus arqueros que participaron Río 2016 recibieron subsidios del COM.

Mediante su cuenta Twitter, Alfredo Castillo, desconoció el 13 de septiembre de 2015 a la Federación Mexicana de Frontón (Femefro), a quien le encontraron irregularidades. Eduardo Villegas, presidente de la Femefro, reconoció que le faltaba justificar cuentas del dinero público de 2014.

Desde la Conade le revocaron el 2 de octubre de 2015 el registro a la Federación Mexicana de Beisbol, luego de que le encontraron manejos irregulares.

“En un año 4 meses (Alfredo Castillo Cervantes) acabó con el deporte en México, acabó con los buenos resultados en Juegos Olímpicos, acabó con el deporte escolar y universitario”, acusó Alonso Pérez González, presidente de la Federación Mexicana de Beisbol.

“El amigo del presidente Enrique Peña Nieto” tenía todo puesto para hacer ganar a México en los Olímpicos, pero corrió a todos los federativos para meter a sus amigos como directivos de la Conade”.

“Bernardo de la Garza, ex director de la Conade, y tu servidor, siendo presidente de la Comisión Deportiva Mexicana (Codeme), ganamos 8 medallas en los Juegos Olímpicos de Londres 2012”, recordó Pérez González,

https://www.forbes.com.mx/politica-sfp-inhabilita-10-anios-alfredo-castillo-ocultar-cuentas-bancarias-18-mdp/


Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota