Hérctor Platt, sin sayo en la UGRS

2019-03-03 | Froylán Campos

BANAMICHI, 28 de Febrero.-Con educada y sonriente esquivez, Héctor Platt Martínez desoyó el reto que lanzó el ausente por twitter para debatir proyectos. Quién sabe si el presidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS) habrá leído “El Arte de Callar” de Abate Dinouart, pero siguió al dedillo las enseñanzas de ese clérigo que en su época también estaba hasta el copete de la charlatanería.
Este jueves, aquí, “Donde da vuelta el agua”, se celebró la última asamblea informativa reglamentaria que cada año rinden las directivas ganaderas locales en toda la entidad. Al encuentro asistieron presidentes y delegados de más de dos tercios de las 97 asociaciones que agrupa la UGRS.

En términos llanos, había una audiencia de calidad y autoridad. Y es que, sobre las espaldas de socios y socias ahí reunidos recae la responsabilidad de ratificar o no el liderazgo de Platt Martínez para los próximos tres años.

Desde luego que fue notoriamente inequívoco el respaldo mayoritario que le otorgaron con su presencia —¡ni qué decir de la ovación!— hombres y mujeres con mezclilla, sombrero y botas que, para efectos legales, son quienes ejercen la representatividad formal de sus asociados.

Por ello, el presidente de los rancheros sonorenses aprovechó el escenario no sólo para refrendar su convocatoria a la unidad, al trabajo y esfuerzo de todos a fin de preservar el legado y renombre que ha alcanzado la UGRS a lo largo de casi 90 años de existencia; sino que también desnudó la farsa de aquellos que denominó “mercaderes de ilusiones”.

Con un discurso frugal, pero enérgico que abrió saludando con especial afecto y visión política al padre René Esquer Verdugo, representante terrenal de Dios en Granados y picaporte natural para llegar a la antesala del Presidente de México, Platt Martínez convino —como bien planteó Abate— que había llegado el tiempo para hablar. El francés lo escribió así hace algunos siglos: “Sólo se debe dejar de callar cuando se tiene algo que decir más valioso que el silencio”.

Atentos al tono y peso de las palabras del “gran líder” —así lo llamó en su empalagosa intervención Jorge Enrique Padilla, el representante del Gobierno Federal— estaban los anfitriones de la reunión, el alcalde y el presidente de la asociación ganadera local, Alejandro Molina Salazar y Francisco Benjamín “Pachico” Salazar, así como Celia Nares Loera, Lucía Serrano Acuña, María Eloína Lugo Méndez y Rigoberto González Chávez, presidentes de Aconchi, Arizpe, Huépac y Bacoachi. También Gustavo Camou Luders, subsecretario de Sagarpa en Sonora y Manuel Bustamante Sandoval, titular de CECOP y el dirigente estatal de la CNC, Rodolfo Jordán Villalobos.

Ante ese nutrido auditorio, el dirigente de los ganaderos situó al “valor de la unidad” como baluarte fundamental en el éxito de la organización (según Camou Luders la ganadería junto a otras actividades primarias aportan poco más del 4% al PIB de Sonora), y por tanto, es patrimonio de todos.

“Hoy se pretende quebrantar (la unidad) con politiquería ajena a nuestros estatutos. Que nos quede claro: a todos nos haría daño perder el prestigio de la unión si la dejamos en manos de quienes pretenden arrear incautos con falsas promesas”, dijo.

Y el destinatario, Daniel Baranzini Hurtado, brincó por las redes sociales respondiendo a un tuit del cronista, autor de la cólumna “El Zancudo”, Arturo Soto Munguía. “@Chaposoto dile a mi amigo @hectorplattm ya que lo tienes ahí a la mano, que lo reto a un debate frente a frente para contrastar propuestas, proyecto y hasta de “politiquería” si le entra (jaja) Que diga dónde y cuándo”, escribió. 

—Anda mal. Está mal influenciado. Además, no se le da eso del debate —reveló Rubén Molina Molina quien dijo conocer a Baranzini desde que iban juntos al kínder.

Al caer el telón en Banamichi y si por víspera se saca el día, la asamblea estatal en abril próximo, será de mero trámite. Platt enfiló confiado y seguro hacia la reelección.

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota