Mujeres

2019-03-08 | Marcos Alán López Álvarez


El comentario, matizado con un poco de preocupación: “Estamos esperando al cirujano”. La respuesta, con un poco de sarcasmo: “Me veo obligada a informarles que soy yo la cirujana". Quien relata este incidente fue Neema Kaseje, cirujana y Directora Fundadora del Grupo de Investigación de Sistemas Quirúrgicos, con sedes en Kenia y Ginebra. Las diferencias entre hombres y mujeres se han estado recortando cada vez más, sin embargo, éstas son cada día palpables y son tangibles todavía. De acuerdo con datos publicados por la ONU, y de acuerdo con la tendencia actual, tendremos que esperar para ver equidad salarial para las mujeres hasta el año 2086. Si, en efecto, ¡Casi siete décadas para que eso suceda! Datos propios de la ONU, apuntan a que una de cada tres mujeres en el mundo sufre de violencia a lo largo de su vida. Marginadas por la única razón de ser mujeres. Olvidadas por ser del “sexo débil”. Minimizadas en muchos aspectos. Humilladas por hombres -si es que el término es válido- que se creen estar por encima en una escala social que solo existe en su mente. Las convulsiones sociales que el siglo pasado tuvo tuvieron como resultado grandes avances en materia de igualdad. Las mujeres comenzaron a tener más participación en aspectos como la política o nuestra propia sociedad. Resultado de ello, tu y yo, pudimos votar en las últimas elecciones del país por Josefina Vázquez Mota y por Margarita Zavala, aunque esta última decidió no seguir en la contienda a causa de que los resultados no le favorecían. En México seguimos teniendo grandes trazos del camino hacia la igualdad que debemos recorrer ya que, el mayor enemigo de un mexicano es otro mexicano. Nuestro país ha demostrado en los últimos años que las mujeres pueden tomar las riendas del país, de las familias y del mundo entero. Un ejemplo claro es Tatiana Clouthier. La Sinaloense dirigió la campaña que llevaría a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia del país, y a la postre, se convirtió en Diputada Federal por la bancada del partido del presidente. Otra de las mujeres que dirigen al país es Olga Sánchez Cordero, actual Secretaria de Gobernación, abogada con doble doctorado honoris causa por su trayectoria.  Frente a los sonorenses tenemos a Claudia Pavlovich, y en la capital tenemos a Célida López, dirigiendo al gobierno hermosillense. Estas tres mujeres, sólo por citar un ejemplo, son muestra de que cada vez más las mujeres toman puestos políticos, empresariales y son actoras sociales importantes. México tiene para presumirle al mundo que cuenta en su haber a mujeres extraordinarias con las facultades y el ánimo de destacar, indistintamente del medio donde lo hagan. México tiene mujeres que son extraordinarios y se empecinan en demostrarlo a cada momento: Ya sea en los clavados en los Juegos Olímpicos o en taekwondo. Ya sea metiendo goles con el Club Levante en España. Ya sea dando clases en lo más recóndito de alguna sierra inhóspita. Ya sea curando enfermos en hospitales. Ya sea dando un abrazo cariñoso a sus hijos. Ya sea dirigiendo al país. Ya sea dictando una receta médica. Ya sea dirigiendo el tráfico. Ya sea conduciendo un camión urbano. Ya sea en tribunal.  México aún está en deuda con las mujeres, que ojalá nos perdonen los comentarios misóginos de nuestra cultura popular. México está en deuda porque aún no se legisla en muchos estados para tipificar el feminicidio como un delito diferente. México está en deuda por las muchas mujeres a las que hemos llorado su muerte injusta, y por las muchas mujeres que han sufrido violencia. Tal vez las últimas acciones han sido controversiales en torno a la materia, como eliminar fondos para las mujeres maltratadas, ojalá en eso se pueda recular y reestructurar programas para este sector de la población; debe el país de comenzar a darle el papel protagónico que las mujeres siempre han tenido: porque son guerreras, incansables, fuertes, poderosas e inteligentes. Ser mujer no debiera ser delito, ni un peligro para salir a la calle o para estar en casa.

Puedes escribirme para estar en contacto contigo en mis redes sociales:
Twitter: @Marcos_LopAlv
Instagram: @Marcos.lopalv

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota