Es más importante lo que se calla, que lo que se dice… “Maloro” vs Heras Portillo

2019-03-18 | Eugenio Madero

Creo que lo más importante no fue, precisamente, lo que dijo Manuel Ignacio Acosta en contra de Luis Fernando Heras Portillo -a quien acusó de haberlo amenazado y de ser un extorsionador-; sino lo que pudo haberse quedado callado en el video que se convirtió en viral en las redes sociales de internet, desde el pasado jueves por la tarde.

Porque es muy probable que “Maloro” Acosta, como político que es, conozca más cosas malas de Heras Portillo.

Aunque lo mismo pudiera decir Heras Portillo de “Maloro” Acosta.

Después de un año de que Acosta Gutiérrez dejó la Presidencia Municipal de Hermosillo para irse a la campaña priista por el Senado de la República (al lado de Sylvana Beltrones que sí alcanzó una curul como mejor perdedora, por así decirlo), surge otra denuncia de juicio político en su contra; luego de que la primera fue promovida por el dirigente estatal del PRD, Miguel Angel Armenta, la cual fue rechazada por el Congreso del Estado.

Esto con la intención, obviamente, de quitarle todos sus derechos políticos -en caso de que aspire de nueva cuenta a un puesto público- y  fincarle responsabilidades penales y administrativas, lo cual sí sería algo muy delicado hasta en el aspecto familiar.

La misma suerte correría su ex tesorero general, Tadeo Iruretagoyena Tirado, que también está incluido en el expediente que integró la Contraloría Municipal y quien en funciones del 2015 al 2018 fue criticado por algunas situaciones de su trabajo.

En el video que revisamos cuidadosamente, y la verdad que nos sorprendió, Acosta Gutiérrez habló con mucha propiedad en contra de quien en el sexenio del ex gobernador Manlio Fabio Beltrones se desempeñó como director de Bienes y Concesiones.

Obvio que en el desenredo de la madeja que hemos pretendido hacer, cuando “Maloro” dice que Heras Portillo anda enojado con él porque perdió la licitación del alumbrado público que tanto ha cuestionado la actual alcaldesa Célida López Cárdenas, nos vienen a la mente los nombres de al menos dos personajes de un grupo político y empresarial que lideran muy fuerte en Sonora y en otros Estados del país.

Desconocemos -porque no tenemos tantos alcances-, si este “tiro” está avalado o es en contra de Beltrones Rivera y/o de Ricardo Mazón Lizárraga, quienes en repetidas ocasiones en comentarios de café y columnistas políticos los han mencionado como los verdaderos jefes de Luis Fernando Heras Portillo.

Y también de “Maloro”.

Tuvo que ser una razón muy fuerte para que el ex Presidente Municipal de Hermosillo se haya lanzado en contra de Heras Portillo, que dicho sea de paso, ya en una publicación nacional fue acusado de participar y ser beneficiario (como empresario) de licitaciones amañadas y repartidor de “moches” entre los políticos supuestamente corruptos que han contratado a sus compañías constructoras y a empresas proveedoras de bienes y servicios a los gobiernos de cualquier nivel.

Pensé que el twitt que publicó Heras Portillo el pasado jueves por la noche -en el que ninguneaba los señalamientos de “Maloro”-, sería la única ocasión en que respondiera sobre el tema.

Sin embargo el viernes por la mañana dio una entrevista de radio en el programa “El Bunker” de Martín Holguín, donde al conductor y a sus compañeros solamente les faltó preguntarle cuáles son los nombres y los giros precisos de las empresas que tiene Heras Portillo. Y qué tipo de licitaciones ha ganado en las distintas administraciones municipales y estatales de Hermosillo, de otros municipios de Sonora y del Gobierno del Estado.

Y cuánto ha ganado por esas licitaciones.

Digo…para confirmar aún más sus declaraciones.

Aunque debemos reconocer que, al colega Gerardo Ponce de León, el empresario le aclaró que ninguno de sus negocios tiene qué ver con el alumbrado público. Razón por la cual no participó en la licitación a que “Maloro” hizo alusión en su video.

Luego de esa entrevista, Heras Portillo dijo que no daría ninguna otra declaración a la prensa; por lo que podría ser inútil que intentemos buscarlo para una nueva reacción.

Y si lo hiciera, sabemos de antemano que aprovechando toda la vagancia del mundo en el terreno político y empresarial, pudiera responder a todas las acusaciones de Acosta Gutiérrez y salir bien librado.

En caso de que aceptase declarar, reitero.

Aunque algo que lo metería en verdaderos aprietos, sería cuando la prensa le preguntase respecto a los señalamientos que le han hecho anteriormente y que mencionamos líneas arriba.

Sobre los “moches”, pues.

Porque dentro de toda esta polémica, hay situaciones y conjeturas que se han provocado en el terreno político estatal:

En primer lugar porque este tipo de debates cibernéticos, por decirlo de alguna manera, deteriora la imagen del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el cual ha sido considerado como el mayor perdedor de las elecciones del 2018.

Con lo que está pasando en el ambiente político de estos días en Sonora, algunos “opinólogos” de la calle, de los cafés y de los pasillos de oficinas gubernamentales, me han dicho que la intención en el PRI es hacer cosas que antes se consideraban impensables.

Aunque sean solamente intentos.

O simulaciones que nada más provoquen la atención del respetable.

¿Y ésta podría ser una de ellas?

Quién sabe.

La denuncia interpuesta en el Congreso del Estado de Sonora por la Contraloría Municipal de Hermosillo a cargo de la señora Patricia Argüelles Canseco (a quien tuvimos el gusto de conocer cuando ella fue Gerente del extinto periódico El Nacional y Cambio Sonora), levanta muchas sospechas en el sentido de que Heras Portillo y el grupo político-empresarial al que pertenece, pudiera estar influyendo en las decisiones de la Administración de Célida López Cárdenas.

Porque arriesgarse a tomar una decisión de esa magnitud, no sería jamás (y menos con su experiencia) una de las acciones de Argüelles Canseco. Por el simple hecho de que ésta es una situación sumamente delicada y política, en la que no solo está en riesgo su trabajo y gran responsabilidad, sino la estabilidad de un Ayuntamiento que está sufriendo crisis de todo tipo, desde económicas, operativas y demás.

Es algo, pues (la decisión de poner la denuncia de juicio político), que se presume tuvo que ser aprobado por la Alcaldesa de Hermosillo y platicado al menos con Heras Portillo.

Y dentro de las expresiones de Heras Portillo (en su entrevista en el programa con nombre de lugar de reunión del también colega Armando Vázquez Alegría), dice algo muy importante y que también podría ser cierto:

Quizá “Maloro” Acosta está tratando de hacer llegar el mensaje a otra persona u otras personas ligadas a ambos.

En este caso todos creemos que se trata de Manlio Fabio Beltrones.

O en todo caso de Ricardo Mazón Lizárraga, quien hace unos dos o tres meses declaró que ya no se metería en campañas políticas.

Será cuestión, entonces, de estar al pendiente de los otros dos videos que prometió publicar “Maloro” en fechas posteriores.

Por lo pronto, ya se despertó la polémica entre fuerzas priistas que en otros tiempos radiaban cordialidad y buen trato.

Y con lo que se está viendo ahora entre priistas y morenistas (aunque difícilmente en política hay casualidades), tal parece que va en serio lo que se ha dicho del Tricolor:

Que es muy probable que el PRI sufra una inclinación del centro a la izquierda.

Estaremos al pendiente.

Nos vemos mañana.

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota