Ámbar: Alerta roja

2019-06-01 | Marcos Alán López Álvarez

El País sigue sumido a la violencia. Es la constante imperante. El olor a sangre que dejó el sexenio de Enrique Peña Nieto no se ha ido, y parece que no va a hacerlo pronto. 

Las estrategias van y vienen, pero lo que deseamos se presente sean los resultados. Algo como esto reclamaba el periodista Jorge Ramos a AMLO en una conferencia de prensa, cuando le dijo que los numero no cambiaban con su gestión. López Obrador se limitó a decirle que era mentira, pero no pudo demostrar lo contrario, incluso Ramos demostró que ciertamente los números de AMLO eran peores que Peña Nieto o Calderón en este rubro. La escalada de violencia en el país se ha generalizado y Sonora no ha estado al margen en esto. 


Viene a colación el tema ya que el día de ayer, una jovencita de apenas 20 años fue encontrada asesinada en su departamento en la capital de Sonora, en la colonia Ley 57. Ámbar Velázquez, fue considerada como una alumna ejemplar, y radicaba en la ciudad para cubrir sus estudios universitarios en Arquitectura en una universidad particular. 


La autoridad trata el caso como un feminicidio ya que Ámbar fue herida con un arma punzocortante en el cuelo y luego, el departamento donde vivía fue incendiado. Cerca de las 3 de la mañana fue reportada la autoridad del hecho. En el transcurso de la tarde, esta vez al poniente de la ciudad, nos enteramos de que otra mujer fue ultimada a balazos y abandonada en un predio. Al sur del estado, en el municipio de Navojoa, una mujer bate su suerte entre la vida y la muerte al ser atacada cobardemente. Madres, hijas, hermanas, amigas. 


La violencia toca fibras sensibles en la sociedad sonorense que poco a poco, se acostumbra a recibir noticias de asesinatos y secuestros, cual fuese pan matutino. Junto a las noticias deportivas, económicas o las columnas de opinión, destilan sangre las páginas de los medios reportando ultimaciones, secuestros, asaltos, robos, violaciones y, lamentablemente, un largo etcétera que, a falta de tinta para escribirla, o de lágrimas para pensarlas, me veo obligado a recortar. Hermosillo es una ciudad que, intrínseco a su tamaño, enfrentará algunas adversidades propias de la conglomeración de personas, como cualquier capital debe enfrentar, sin embargo, es triste reconocer que los problemas más graves son los que se pueden evitar, como la ola de violencia, que parece alagarse y seguir lastimando a la comunidad sonorense. 



Ámbar ha dejado de soñar, y ha dejado sus sueños truncados, porque alguien, cobardemente, así lo decidió la madrugada de ayer. Así, decenas, centenas y miles de mexicanos mueren a causa de disensiones, pleitos, drogas y cárteles que les usan como cuña de entrada a grandes cantidades de dinero. Si uno muere, habrá otros dos para sustituirles en un mundo que ha sido idealizado como el del narcotráfico. 


Así lo patrocinan las películas, las redes sociales y la televisión. Basta echar un ojo a los periódicos para darse cuenta de los efectos. Lejos de ser un discurso de moral, éstos se vuelven los apuntes de mexicanos interesados en salir a la calle sin la incertidumbre de si algo pasará con nosotros. Sin saber si nos despedimos por última vez, sin querer, de un amigo, un familiar o un conocido. 


Esclarecer los hechos en tristes incidentes como los de ayer no es el fin de la tarea de la autoridad. Una investigación de la Fiscalía General de Justicia no debe ser el último escalón de la justicia. Tampoco debe ser encerrar al responsable -o los- por los actos reprobables incurridos. 

La autoridad debe crear un ambiente donde éstos actos no se presenten. Vale más tener una sociedad educada, respetuosa de la Ley y trabajadora. Es mejor. Ámbar activo la alerta roja, en una sociedad que se convulsiona de violencia. A la que le urge tener seguridad social y garantes firmes de paz. La 4T así lo prometió, y en las urnas se apoyó tal consigna. Hasta hoy, la tarea está pendiente. Hasta hoy, estamos en alerta. No ámbar: Rojo

Puedes escribirme para estar en contacto contigo en mis redes sociales:
Twitter: @Marcos_LopAlv
Instagram: @Marcos.lopalv

 

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota