Trato indigno de la “4-T” a funcionarios federales

2019-06-17 | Fco. Javier Ruiz Quirrín

PETRA SANTOS confesó a “Primera Plana” ayer que en los noventa días que tuvo vigencia su contrato como principal responsable en la oficina de SEDATU en Sonora, el sueldo fue de 17 mil pesos mensuales.

Enseguida recordé otra confesión: la de Guillermo Noriega Esparza, que en los cuatro meses que ha firmado como titular del Instituto Mexicano del Seguro Social en el Estado, aún no está en la nómina.

Y sólo son dos botones de muestra donde la responsabilidad es enorme en sus funciones y en sus decisiones. Están de por medio los sentimientos y la salud.

Luego recordé a una serie de personas que han comentado sus dudas respecto a su futuro en las dependencias federales que, con la llegada del Presidente López Obrador a Palacio Nacional, no hay respuestas a dichas inquietudes.

Inclusive a varios que han aceptado solicitar su finiquito de acuerdo a un “memorándum” de la oficina responsable de la administración federal, con la esperanza de que algún día vaya a salir su pago y con la posibilidad también, de que todo se haga humo.

Y sólo como corolario de la reflexión, aquellas palabras de Andrés Manuel López Obrador, en una de sus muchas intervenciones en relación al “pueblo bueno y sabio; el que no se equivoca”:

“Podemos pasar de la austeridad republicana a la pobreza franciscana”.

Es decir, el impulso del Presidente de México a su pueblo lo motiva a advertirles que lo que les espera es una mayor pobreza. Negada la posibilidad de pensar en lograr mejores niveles de bienestar.

Bueno, está demostrándolo con el trato que ofrece a los funcionarios federales. Y eso que acaba de anunciar “jugosos” aumentos salariales al personal operativo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, al que le ha ofrecido ganar del 1 al 3 por ciento más.

Mientras tanto, continúan acumulándose las opiniones acerca del desencanto que empieza a recorrer el organismo a lo largo y ancho del país, por las absurdas acciones de López Obrador.

El ejemplo más “sonado” lo dio ayer la cantante y actriz, Susana Zabaleta, quien había hecho una fiesta con el triunfo del candidato presidencial de MORENA, externando que al fin, “después de miles de sexenios”, habría dinero para la cultura y el arte en nuestro país.

Ayer, ella vio que el periodista Sergio Sarmiento recordó dicho texto. Le respondió en su cuenta personal de Twitter, admitiendo que se equivocó con AMLO, al tener “la estúpida esperanza” de que con su llegada todo cambiaría para bien.

Cuando menos doña Susana tuvo la honestidad de admitir públicamente su decepción. Hay muchos más que en su momento “cantaron” su voto a favor de López Obrador, hoy sufren las consecuencias (más lo que se acumule en el futuro inmediato) pero agachan la cabeza ante su cobardía de admitir el error.

 

JORGE TADDEI Bringas, el superdelegado de programas sociales del gobierno federal (“El único delegado federal en Sonora”) recibió ayer a Petra Santos, que ante su salida como titular de la SEDATU en Sonora inspiró una manifestación en esas oficinas… Petra precisó que nunca pensó en exigir la renuncia de Taddei y que finalmente el encuentro fue cordial, manteniéndose a la espera que desde oficinas centrales se determine su futuro en la administración federal… Y –hasta eso- que ella fue designada como responsable de la SEDATU en el Estado, por una instrucción precisa del Presidente de la República, con quien colaboró y mantiene una sólida amistad… Taddei por su lado aseguró que no “veta” a ningún funcionario y que debe seguir con la formalidad establecida por oficinas centrales… Todos los funcionarios firman un contrato por noventa días y al término de éste, habrá qué esperar el seguimiento que dé el titular del área correspondiente en la ciudad de México.

 

EN LA CIUDAD de México ha existido la fatalidad de una cadena de asesinatos que inician con asaltos, seguidos de feminicidios, luego ejecuciones en masa, asesinato a la vista de todos y finalmente, los estudiantes se convierten en noticia roja… En Sonora aún no se pierde la capacidad de asombro ni la esperanza de que las estrategias de la autoridad para imponer la paz y la tranquilidad, funcionen.

 

HASTA ESTE momento, toda una decepción han resultado los nuevos concesionarios del transporte público urbano en Hermosillo… Se comprometieron a la fecha a adquirir cierta cantidad de unidades totalmente nuevas y nomás no han podido hacerlo y las unidades que operan ni son las programadas, ni ofrecen el servicio con aire acondicionado incluído… De plano… No sabe uno si ponerse a llorar o a rezar….

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota