Cometen delito alcaldes que mantienen policías sin C3

2019-08-21 | Hiram Rodríguez L.

Si bien es cierto, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el secretario de seguridad y protección ciudadana, Alfonso Durazo, informaron que en Sonora no hay grandes problemas de inseguridad, ya que nos encontramos en el lugar veintisiete a nivel nacional. Como quien dice estamos viviendo un viaje a Disney con los gastos pagados por la 4T. Por eso, el día de ayer, en uno de esos escasos ratos de ocio, me preguntaba ante tan positivo panorama, ¿para qué diablos se militariza la policía de los municipios, si estamos casi en la gloria del señor?.

 

En Sonora no es cosa menor la cantidad de elementos de las policías municipales que se encuentran con un pie afuera de las instituciones y con otro adentro del crimen organizado, pues ya está a punto de hacerse efectivo el despido de aquellos que no han aprobado el examen de control y confianza C3, y la lógica nos dice que la migración va a estar bastante nutrida hacia el BUM, (Bando Unido de Malandros).

 

Le explico. En Hermosillo tenemos mil trescientos sesenta y dos policías municipales, de los cuales, doscientos treinta y seis tienen reprobado el examen C3 y catorce no han sido evaluados, de tal manera que los que se encuentran legalmente laborando en la institución, son mil ciento doce, o sea, el 82% del personal.

 

El punto es que legalmente los agentes reprobados y los que no han sido evaluados, requieren ser enviados todos al examen, pero a sabiendas que solamente va a aprobar el 30%.

 

¿Qué significa esto para el ayuntamiento de Hermosillo?, la mísera cantidad de un millón dos cientos cincuenta mil pesos, de los cuales solamente se van a aprovechar trescientos setenta y cinco mil pesos por los policías aprobados. O sea que realizar el C3 le cuesta a la institución cinco mil pesos por elemento, reprobado o no.

 

Dinero que según cualquier administrador, se debe invertir en otros rubros, ya que la pérdida es del 70% de la inversión, pues no se puede enviar de uno por uno.

 

Pero Hermosillo es el ejemplo, ya que esto sucede en todos los municipios del estado, y el despido de los elementos no es porque cuestan mucho solamente, sino porque según la ley de seguridad Nacional, el artículo ciento treinta y nueve, comenta de la sanción que obtendrá aquel que mantenga entre sus filas a policías sin aprobar el C3, es ir al botiquín, responsabilidad que recae en los alcaldes y alcaldesas, (por aquello de que se sientan las féminas porque la ley no las contempla para meterlas al bote).

 

“Artículo 139Se sancionará con dos a ocho años de prisión y de quinientos a mil días multa, a quien:

 

Ingrese dolosamente a las bases de datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública previstos en esta Ley, sin tener derecho a ello o, teniéndolo, ingrese a sabiendas información errónea, que dañe o que pretenda dañar en cualquier forma la información, las bases de datos o los equipos o sistemas que las contengan;

 

Divulgue de manera ilícita información clasificada de las bases de datos o sistemas informáticos a que se refiere esta Ley.

 

Inscriba o registre en la base de datos del personal de las instituciones de seguridad pública, prevista en esta Ley, como miembro o integrante de una institución de Seguridad Pública de cualquier orden de gobierno, a persona que no cuente con la certificación exigible conforme a la Ley, o a sabiendas de que la certificación es ilícita, y

 

Asigne nombramiento de policía, ministerio público o perito oficial a persona que no haya sido certificada y registrada en los términos de esta Ley.

 

Si el responsable es o hubiera sido servidor público de las instituciones de seguridad pública, se impondrá hasta una mitad más de la pena correspondiente, además, la inhabilitación por un plazo igual al de la pena de prisión impuesta para desempeñarse como servidor público en cualquier orden de gobierno, y en su caso, la destitución”.

 

Cajeme es el municipio en donde se encuentra el problema más grande, pues de novecientos tres elementos, son doscientos noventa y nueve reprobados y cincuenta y dos que no han presentado examen. Prácticamente es el 40% de los policías que deben salir de la corporación. A no ser que se pague la suma de un millón setecientos cincuenta y cinco mil pesos, que dudo mucho, “El Gordito Tira Aceite” de Sergio Pablo Mariscal, lo vaya a pagar o vaya a conseguir para sólo quedarse con un 30% de los que presenten el examen.

 

O se canjean militares por policías, o los alcaldes pueden ir al bote con una denuncia presentada, ya que los ciudadanos estamos en riesgo con policías inexpertos, que no han sido certificados.

 

A final de cuentas, el broncón lo trae Durazo.

 

Café entre Grillos

1. Y en más temas de estos, resulta y resalta que la alcaldesa de Navojoa, doña Chayo Quintero, no ha querido poner en al mando militar general de división D.E.M. Ismael Cervantes Ramos, porque la traen bien amenazada los miembros del crimen organizado y dueños de la plaza, por eso doña Chayo no ha movido ni un dedo para convocar a sesión de cabildo, y se fue unos días de viaje con una ristra de ajos para el susto, porque no aguantaba la presión de los malandrines. Parece que ya está en Navojoa, pero se suponía que este jueves habría sesión de cabildo para tomarle protesta al nuevo comisario, o bien, dejar al mismo. Así estará de comprometida la alcaldesa con la maña. Cosa muy distinta en Hermosillo lo que hizo la alcaldesa Célida López, que nomás le dijo Alfonso Durazo “pon al militar”, y no la pensó dos veces, y eso que es“batallosa”. Pero, eso habla de que la alcaldesa de Hermosillo no juega con la maña, como en Navojoa.

 

2. Pues parece que en Magdalena la gente no es tan buena como dice el portal del Ayuntamiento de aquella ciudad, ya que dicen que el secretario del ayuntamiento Francisco Arturo Duarte, y el comisario Sergio Mendoza, le andan jugando al cochi con mal de ojo al alcalde Francisco Javier Zepeda, pues el comisario no está certificado en el C3, y al alcalde se le han ocultando esos datos, y es que son compadres, pues, pero los agarraron en la movida el domingo pasado cuando pasaron a levantar al santo San Francisco, y ninguno de los dos pudo. ¿A poco no habrá mejores elementos?, se me hace que sí. Pero aguas, porque en el mismo artículo ciento treinta y nueve de la Ley de Seguridad Nacional, dice que quien oculte información, se va derechito al botiquín.

 

3. Y siguiendo con los temas de seguridad, me comentan que traen en investigación al alcalde “jupi” de Nogales, Jesús Pujol, de quien se dice desvió recursos del Fortaseg, me imagino que para su boda con la síndico. Además en la investigación van Ignacio Sepúlveda, oficial mayor; Juan José Ávila Ortiz, comisario y el regidor de seguridad pública

 

4. Después del evento en la secretaría de educación y cultura, donde la gobernadora Claudia Pavlovich se anticipó a la vuelta a clases el próximo lunes de casi seicientos mil alumnos, dio un recuento de acciones que se han hecho antes del regreso a clases como la entrega de camiones; instalación de aires acondicionados; mejoras a los planteles; televisores para telesecundaria; entrega de computadoras; mesa bancos, etcétera, mandó un afectuoso saludo al boxeador sonorense“Gallo” Estrada, y le mandó todas las bendiciones para que este sábado en el CUM le vaya bien en la pelea. Comentó que hará lo posible por asistir.

 

Oremos por los alcaldes

 

En honor a la verdad y por cumplimiento de la ley a cualquier actor político le otorgamos su réplica, misma que estipula el DECRETO por el que se expide la Ley Reglamentaria del artículo 6o., párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia del Derecho de Réplica y reforma y adiciona el artículo 53 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.


-- 

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota