Pandemia no cede

2020-05-29 | Fco. Javier Ruiz Quirrín

SONORA IBA muy bien en lo referente al control de la expansión del Coronavirus, hasta que la gente se animó a hacer largas filas para comprar cerveza, que aunado al 10 de mayo y el desestimo de muchos jóvenes que continúan haciendo “juntadas”, disparó la pandemia en la región y esta semana, precisamente estos días, nos colocamos dentro de las entidades federativas con mayor cantidad de contagios.

Vamos, ya tenemos más enfermos que Jalisco y Nuevo León, que en número de habitantes cuando menos doblan al total que registra Sonora.

Sin embargo, no podemos tampoco asegurar que la situación se salió de control. Las primeras decisiones tomadas por la Gobernadora Claudia Pavlovich (como el adelantarse a hacer la declaratoria de emergencia sanitaria) antes que el gobierno federal y antes de otros estados, no sólo mereció el reconocimiento de otros mandatarios como El Bronco en Monterrey y Enrique Alfaro en Guadalajara, sino que atrajo las simpatías de su propia gente.

Los sonorenses no ocultaron su aprobación a las medidas tomadas y, sobre todo, a la recomendación y órdenes estrictas de quedarse en casa. Todo mundo dijo: “Está haciendo lo correcto”.

¿En qué momento pudo haberse relajado el ánimo, la disciplina mostrada inicialmente?

Bueno, por otro lado, también habrá qué admitir que jamás se ocultó por los voceros de Salud que a mediados de este mayo alcanzaríamos el pico de contagios. Sí, pero algo hicieron en Jalisco, en Nuevo León, en Durango y en otros estados, que el número de enfermos no se les disparó.

Quizá el punto de inflexión fue en el momento en que dejó de exigirse con dureza el “Quédate en casa” y se pasó a un mensaje oficial más relajado cuando se habló del regreso a las actividades laborales.

Si a lo anterior le añadimos que habían transcurrido cuando menos 45 días de confinamiento, la gente desesperada y miles de ellos sin trabajo, necesariamente dejaron la casa para buscar el pan de cada día.

Esto es un coctel que justificaría cualquier escenario, pero la realidad nos ha alcanzado y, lo innegable, es que Sonora camina a convertirse en una de las entidades con mayor número de contagios en fechas en que el pico de la enfermedad no se ha alcanzado y esto se topa con el próximo 1 de junio, en que muchas empresas abrirán sus puertas a la actividad laboral.

¿Y qué decimos del mensaje presidencial?

El Presidente de la República está en cadena nacional todas las mañanas, incluídos sábados y domingos y él ha insistido en que debemos de regresar a la actividad, poniéndole paréntesis a la expresión, “cuidándonos”, pero con gran dosis de un lenguaje que presume el “haber aplanado la curva” o el haber “domado la pandemia”, dos argumentos muy debatibles, pero que a la gente le llegan y le provoca relajamiento.

Esta semana, en Sonora, también se marcó un antes y un después con este disparo de contagios. Lo que menos imaginamos es que personajes públicos destacados, por su protección y especial cuidado, pudieran contagiarse.

Sin embargo, primero apareció el nombre de Horacio Valenzuela Ibarra, secretario del Trabajo; Miguel Pompa Corella, secretario de gobierno, enseguida Célida López Cárdenas, la presidenta municipal de Hermosillo; después otros dos funcionarios del Municipio (el comisario Gilberto Landeros, el director de Inspección y Vigilancia, Ginno Saracco) y la enfermedad llegó al Congreso, con el anuncio del contagio de la diputada Rosa Isela Martínez.

Después de esos anuncios se rompió algo muy frágil que nos hizo pensar a todos en la posibilidad de adquirir Covid-19.

Y habremos de esperar los grandes números en las próximas dos semanas, cuando se den a conocer los enfermos por las filas para adquirir cerveza y las consecuencias de las llamadas “juntadas”, que tan sólo el pasado fin de semana el Ayuntamiento tuvo el registro de 180 en Hermosillo.

Finalmente, la responsabilidad recae en el gobierno, pero también en cada ciudadano.

Cada persona tiene qué ver por él mismo y por los suyos.

Nadie más lo hará.

 

Federación-Gobernadores, acuerdos y desacuerdos

 

EN UNA reunión virtual de los 32 mandatarios estatales con el gabinete del gobierno federal el pasado martes, fue la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, la que se encargó de pegarle a la mesa y tratar de dejar en claro que será la Federación quien se encargará de controlar el semáforo para autorizar a las entidades el regreso a las actividades económicas… Las y los gobernadores habían caminado en las últimas semanas en la creencia, establecida por el propio Presidente de la República y el Consejo Nacional de Salubridad, que la responsabilidad en el control de la pandemia y en las medidas del regreso a la actividad estaría a cargo de ellos… Ese martes las cosas cambiaron… Será este lunes primero de junio cuando se reactivarán las actividades relacionadas con la industria automotriz, la minería, la industria manufacturera y de la construcción y vivienda y se supone que nada más que no sea considerada esencial… Se informó del funcionamiento de un semáforo con distintos colores para la reapertura de empresas, dependiendo del número de contagios y de regiones donde no existe el virus o sus registros son menores… En esta reunión del martes, gobernadores como Enrique Alfaro, de Jalisco, recordaron que había sido el mismo gobierno federal quien consideró responsables a los gobernadores en el desarrollo de la pandemia y fue entonces que Sánchez Cordero recalcó que sería un “semáforo federal”, porque dejarlo a consideración de cada Estado provocaría un gran desorden… La Gobernadora Claudia Pavlovich solicitó que se estableciera un sistema de comunicación más preciso, porque cuando en el centro del país se habla del regreso a la “nueva normalidad”, los sonorenses consideran que ya pueden salir de casa… Total, que semana a semana se estará ordenando por parte del gobierno federal, el color del semáforo por entidad, lo que deberán acordar con cada gobernador… Se advierte confusa la operatividad, pero por lo pronto esperaremos la próxima semana a ver el primero de estos experimentos… Por supuesto, los mandatarios estatales –salvo Claudia Sheinbaum- no están del todo convencidos del resolutivo del centro ante el regreso de las actividades… Junto con pegado, el pico de contagios y fallecimientos por Covid-19 en México siguen en ascenso y por la existencia de varios criterios (el del Presidente, el de López Gatell, el de la secretaria de Gobernación, el de los gobernadores) se espera que el escenario no se salga de control en el mes que, se antoja, será el más crítico de todos, junio.

 

Hermosillo, ¿hasta agosto el aislamiento?

 

CUESTIONADO por el periodista Demián Duarte allá en Palacio Nacional, el subsecretario de Salud y vocero para esta pandemia, Hugo López Gatell, aseguró que a Hermosillo, concretamente, le falta un buen trecho por vivir de esta pandemia y que según sus estadísticas, será hasta el 5 de junio cuando la capital de Sonora vivirá su pico más alto de contagios… No sólo eso, el funcionario señaló que en el Estado y por la enorme movilidad pública, sería hasta el mes de agosto cuando se hablaría de una reducción en los casos de Coronavirus… Habló a la vez, plenamente convencido, de que si se ha disparado el número de contagios, es porque la gente ha decidido salir de casa y hacer actividades  a las que estaba acostumbrado… Estas aseveraciones del doctor López Gatell podrían ser certeras… O no serlas… Por lo pronto, su pronóstico respecto al pico de contagios en el centro del país para después aplanar la curva, ha fallado estrepitosamente… Hasta la mitad de esta semana los contagios aumentaban, así como el número de fallecimientos, acercándonos peligrosamente a los números de países europeos como Alemania y, lo peor, rebasamos a China en la cantidad de muertes por Covid-19… Al más puro estilo de la “Chimoltrufia”, que como bien decía una cosa, decía otra, esta semana también el vocero de la pandemia admitió que “ningún país ha informado de manera precisa el número de muertes por Coronavirus”, lo que de hecho es aceptar finalmente que las críticas internacionales por el manejo erróneo de las cifras en la ciudad de México, son ciertas… Sin duda, este virus llegó para quedarse… Su presencia endémica continuará contagiando hasta no obtener una vacuna eficaz para todo el mundo, pero asegurar de forma tan tajante que Sonora sufrirá hasta dentro de 90 días los efectos brutales de esta pandemia, no lo veo exagerado, sino simplemente acompaño el deseo de que el doctor López Gatell, se equivoque, porque si al final su pronóstico es acertado, los sonorenses estaremos, francamente, devastados.

 

Una vez más: Los diputados no se mandan solos

 

LA GRAN lección que se dio esta semana en el Congreso del Estado por parte de las y los legisladores locales, es que no tienen libre albedrío, es decir, no se mandan solos… Esto no es secreto alguno, pero la presunción de que tienen autonomía y voluntad personales la pueden ir borrando de sus diccionarios… Una conclusión sencilla por lo pronto es que se dieron cuenta de los límites de sus compromisos entre ellos mismos… Al principio de la semana ya se había “amarrado” por parte del PAN, PRI y Nueva Alianza, una reforma electoral que votarían a favor los legisladores del Partido del Trabajo y de Encuentro Social, dejando solos a sus “pares” de MORENA… Dicha reforma, entre otras cosas, determinaba disminuir el tiempo de campaña y pasar de 90 a 63 días… Muchos consideramos que esta determinación podría – entre otras cosas- golpear a Alfonso Durazo, alejado por lo pronto del Estado y en medio del infierno que significa el estar al frente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana… Sin embargo, “alguien” operó para bajar de la agenda legislativa el punto del análisis y aprobación de esa reforma electoral… Los diputados del PAN, del PRI y de Nueva Alianza, contrariados, se dieron cuenta que se habían quedado solos, porque inclusive Movimiento Ciudadano, con María Dolores del Río y el Partido Verde con Luis Mario Rivera, habían decidido abrazar a MORENA, al igual que el PT y el PES, a pesar de sus diferencias personales tan evidentes en los meses recientes… Pero “alguien” operó y lo hizo de forma eficaz… Casi a dos años de haber iniciado esta Legislatura, los artífices de MORENA dejaron la ingenuidad en la historia y se pusieron a operar, a presionar, a hacer “manita de cochi” y lograr su propósito de “patear” al PRIAN y su aliado, PANAL, aún y sin contar con iniciativa electoral alguna, porque evidentemente a las y los legisladores de MORENA esa capacidad no se les da… La lección queda por lo pronto para Gildardo Real Ramírez y Rogelio Díaz Brown, coordinadores de las bancadas del PAN y del PRI, que aunque en la sesión de este jueves pudieran sacar adelante esta reforma, para el futuro habrá un antes y un después en los “acuerdos” que hagan con sus compañeros del PT y PES, porque demostraron que tienen dueño… Al igual que todos ellos.

 

¿Cómo saldremos el lunes 1 de Junio?

 

TAMAÑA responsabilidad la de la autoridad, convencer a la mayoría de los sonorenses que el regreso a la actividad laboral este día primero de junio no es algo generalizado… Sin embargo, la ansiedad y en cansancio del confinamiento, aunado a la falta de centavos en la bolsa, ya está propiciando las manifestaciones callejeras en la exigencia de que se autorice la reapertura de actividades… Sólo un ejemplo es suficiente: Los comerciantes en pequeño se preguntan cómo las grandes cadenas siguen trabajando en ventas que ellos podrían hacer y no se los permiten por ser actividades no esenciales… Y ya salieron a la calle… Y continuarán saliendo empresarios y trabajadores de otros rubros… Eso téngalo por seguro… ¿Cómo convencer el Gobierno del Estado de que la prudencia y la mesura deberán regir en este nuevo periodo?

 

 

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota