Me dicen que el 2020

2020-06-28 | Gustavo Tena

Las personas que saben de los temas espirituales, los que saben de los asuntos no terrenales, y no me refiero a los religiosos solamente… sino a, todos los demás… bueno, estas personas me platican que todos nosotros escogemos la familia donde vamos a nacer y el tipo de vida que actualmente estamos viviendo con todas sus dichas, pero, sobre todo, con todos sus problemas y con las personas que vamos tener de padres, hermanas, hermanos, esposa, esposo, etc.

También, estas gentes, me han platicado que todas las personas que estamos viviendo éste 2020, también escogimos vivir este apocalipsis que arrancó en este año… Dicen que somos almas muy valientes por haber decidido vivir en estos tiempos aciagos provocados por los psicópatas desequilibrados que gobiernan este planeta. También estas personas, me platican que este Armagedón provocado en contubernio por todos los oligarcas, los autócratas, los déspotas, los tiranos, que componen el gobierno mundial en la sombra, los esclavizadores de sus semejantes… curiosamente, en realidad están dando patadas y coletazos, como lo que son: una bestia herida de muerte. Porque, en su infinita ceguera, creen que lo construido con barbarie, traición, mentiras y sangre del prójimo, puede perdurar en la eternidad.

Me dicen, que, tan acostumbrados están al poder esta elite de maniacos, que simplemente están ciegos por el brillo de sus palacios y riquezas y no pueden ver como sus planes tienen fugas por aquí y por allá. Me dicen, que ellos los gobernantes sociópatas, si, esos que son incapaces de sentir, creen que tienen asegurada incluso la eternidad sin castigo para sus crímenes. Creen que pueden irrespetar la ley más sagrada de todos los universos del pasado, del aquí y ahora y del futuro: La ley del libre albedrío, que es la ley de leyes, la ley que ni la energía creadora del universo infringe.

Me dicen… los que saben de estos temas, que la estrategia es crear grandes problemas y ellos mismos vendernos las soluciones a esos problemas.  Para que nosotros, engañados, nos decidamos por las soluciones que ellos, los asesinos de generaciones enteras, han puesto sobre la mesa… Y así burlar la ley del libre albedrío. Pero el destino en realidad, los alcanzó.

Me dicen los que saben, que somos muchos más los que ya despertamos del sueño de sus engaños que ya no pueden sustentarse, mientras la arrolladora era de acuario con su cambio de vibración los descubre y los hace atacarse entre ellos en su desesperación… No pueden confiar nada entre ellos mismos ¿Cómo, un traidor, cobarde, asesino, depravado, mentiroso, sádico pederasta y otras cosas, puede confiarse de otros… como él?

Me dicen, que en la oscuridad no se pueden cumplir promesas o acuerdos, que no existe la palabra y que en vez de esto la mentira y la traición reinan, mientras los tontos enfermos de poder, que administran los niveles bajos de las estructuras de todos los gobiernos de los países, son usados para oprimir, traicionar y asesinar a los pueblos de donde ellos mismos surgieron, al creerse promesas de vida de riquezas y pertenencia a la élite… Serán dejados atrás y será hasta ese momento, que se darán cuenta que siempre fueron despreciados y engañados, así como los pueblos que ellos, despreciaron, engañaron, robaron y traicionaron.

Me dicen, que las mentiras que cuentan desde hace más de 6 mil años, ya no les funcionan y por eso deben cambiar otra vez, el sistema de engaño, pero la estructura central de la maquinaria del engaño, ya no soporta más actualizaciones, se cae a pedazos por dentro oxidada y corroída y que a duras penas soporta los disfraces de tecnología moderna.

Me dicen que usan principalmente el miedo, el sufrimiento y el terror para ganar fuerzas, pero que nuestra felicidad, despreocupación y risas, les repele, asquea y debilita. Nunca en la historia conocida de la humanidad, se desataron en tan poco tiempo tantos ataques a la raza humana.

Me dicen que la plandemia le quiere quitar a la humanidad la salud, pero en realidad también busca quitarle, la libertad. Mientras, la incertidumbre intenta provocar el sufrimiento de la zozobra. Solo que la humanidad, aún en la lucha por la sobrevivencia tiene la felicidad como parte de su naturaleza… Así es, la felicidad es inherente a la naturaleza humana, NO LA MEZQUINDAD, NI LA GUERRA… Es falso que la humanidad es guerrera, mezquina y traidora, ese, es el engaño.

Me dicen que los humanos, aunque tenemos la capacidad de movernos hacia la oscuridad, la gran mayoría somos de la luz y hacia allá… Avanzamos inexorablemente, a la Luz. Éste es mi decreto.

 

Gustavo Tena H.

Fotógrafo profesional y ciudadano

ciudadanopenso@gmx.com

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota