Yo soy Vanessa Guillén

2020-08-02 00:00:00 | Miguel Angel Aviles

Para Raquel Padilla, donde esté, donde vaya.

Ella era de cabello negro y ojos marrones.

Tenía varios tatuajes en el brazo izquierdo: una cruz con una flor y otro de una flor; y una montaña con un círculo en la parte superior del hombro izquierdo.

Antes de lo sucedido, su familia, en particular sus padres Rogelio y Gloria, manifestaron que su hija estaba sufriendo acoso sexual por un superior, cuyo hostigamiento se produjo hasta el mismo día de su desaparición.

Más aún, le dijeron a los funcionarios de Fort Hood que Guillén acusó a uno de sus supervisores de meterse en la ducha mientras estaba desnuda.

La joven, quien creció en el área de Houston y era de ascendencia mexicana, se llamaba Vanesa Guillén y, según pruebas forenses, desde la tarde del 22 de abril de 2020 estaba muerta.

Esto ocurrió en Fort Hood, lugar del estado de Texas dOnde, de acuerdo a las investigaciones realizadas a los días de reportase su desaparición, fue asesinada con un martillo dentro de un arsenal, para después sacar su cuerpo y desmembrar los restos antes de enterrarlos a orillas de largo del Río León.

Dos personas, una identificada como SPC Robinson y otra como Guillén, resultaban ser los investigados como probables responsables, a partir de qué el 18 de mayo se entrevista a dos testigos que observan a SPC Robinson luchando con una «caja dura» fuera del arsenal en tanto que el 19 de junio Aguilar es entrevistado por primera vez.

Las reacciones de protesta no faltaron y aparte de algunos congresistas, reconocidos personajes se solidarizaron con la causa, tal como sucedió con la actriz Salma Hayek quien prometió su apoyo en la campaña para encontrar a Guillén, comprometiéndose a publicar una fotografía en su historia de Instagram todos los días hasta que fuese encontrada.

Es el 21 de junio cuando los datos de los teléfonos celulares de Robinson y Aguilar llevaron a los investigadores a un área cercana al mencionado Río León, sitio donde localizaron la tapa quemada de un caso de transporte de Pelican, pero no lograron encontrar un cadáver.

Pero el 30 de junio, casi a la 1:00 p.m., los contratistas que trabajaban en una cerca, próximo al Río León descubrieron algunos restos humanos y de este modo confirmaron el hallazgo.

Por lo anterior, el 2 de julio, el FBI presentó formalmente una denuncia penal contra Aguilar al tiempo que Fort Hood y el CID daban una rueda de prensa y el 5 de julio se confirmó que los restos hallados eran los de Vanessa Guillén.

No obstante, de acuerdo a informes oficiales, días antes, siendo aproximadamente a las 20:30, Aguilar fue entrevistado de nuevo dando información a los oficiales sobre el asesinato, en tanto que Robinson huyó de Fort Hood y se suicidó poco después de la medianoche cuando se vio rodeado por la policía en Killeen, Texas.

Aarón David Robinson, nacido en Calumet City (Illinois), había ingresado en el Ejército de los Estados Unidos en el año 2017. Era miembro del escuadrón de ingenieros de combate del 3er. Regimiento de Caballería. Durante su carrera militar estuvo destinado en diferentes tropas.

Cecily Anne Aguilar, de 22 años, acusada de conspirar para el ocultamiento de pruebas, ayudando a Robinson para deshacerse del cuerpo, fue descrita por las autoridades como la novia de Aarón Robinson y la esposa separada de otro soldado.

Ella, por ser civil, fue ingresada en la cárcel del condado de Bell, a la espera de la formulación de cargos.

Vanesa, por su parte, se unió al Ejército de los Estados Unidos como 91F (reparador de armas pequeñas/artillería) en junio de 2018.

También otras mujeres han dado testimonios de acoso en las fuerzas armadas a través de la etiqueta en redes sociales #IAMVanessaGuillen (Yo Soy Vanessa Guillen).

Los familiares se reunieron este mes de Julio con el presidente Donald Trump para exigir el esclarecimiento de todos los hechos que llevaron a la muerte de la joven y para que se investiguen sobre las denuncias de hostigamiento que se hacen en contra de miembros del ejército estadunidense.

La señora Gloria Guillén, madre de Vanessa y su familia, acompañados por la abogada Natalie Khawam, presentaron una iniciativa llamada #IamVanessaGuillen, que permitiría que una agencia independiente investigue denuncias de agresiones sexuales en las Fuerzas Armadas.

Mientas tanto ,en el lugar donde fueron encontrados los restos de Vanessa Guillén, junto al Río León, la gente mantiene un altar con flores, imágenes religiosas, fotografías, globos y pensamientos para la soldado quien, desde los 10 años ya expresaba sus deseos de enrolarse en el Ejército para servir a su país .

Ella era de cabello negro y ojos marrones.

Se llamaba Vanessa Guillén…

…Y no murió por su patria.

La mataron, cobardemente

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota