Hombre precavido (¿o gobierno precavido?) vale por dos

2020-11-17 00:00:00 | Eugenio Madero

Lo que más llama la atención de la propuesta presupuestal del 2021 por parte del Gobierno del Estado, no es precisamente la reducción en los recursos que ya se avizoraban desde hace meses; sino la idea de mantener un escenario conservador respecto a las participaciones federales que podrían reducirse tal y como ha sucedido en los últimos dos años.

Y en esto se considera, por supuesto, los niveles prudentes de inversión que -ante todas las adversidades-  han mantenido la necesaria recuperación económica que sigue fomentando las fuentes de empleo que tanto ocupa nuestra población.

Al acudir el secretario de Hacienda Estatal, Raúl Navarro Gallegos, a la sede del Congreso del Estado, fue recibido por la presidenta del mes de noviembre de la 62 Legislatura, Yumiko Yerenia Palomarez Herrera, a quien le hizo saber que se trata de una propuesta presupuestal sensible que tiene la intención de incrementar el gasto en sectores estratégicos que ocupan los sonorenses.

Tal es el caso del sector salud, principalmente; además de la seguridad pública y la educación.

Sin faltar lo correspondiente al Gasto Social (a cargo de Sedesson, principalmente) y que ha sido de mucha ayuda por las afectaciones secundarias de la Pandemia del Coronavirus; incluyendo la Inversión Pública, el Desarrollo Económico, el Gasto Corriente y las participaciones que se asignan a los Municipios y Organismos Autónomos.

En total y de acuerdo a los números que presentó el funcionario estatal, Sonora podría tener un Presupuesto Anual de 66 mil 682 millones de pesos, que son 3 mil 697 millones de pesos menos con respecto al año pasado. Es decir, podría haber una reducción del 8.5%, ya que en el 2020 y según mis cuentas, se ejercieron 70 mil 397 millones de pesos.

Resulta obvio que a como se ha estado comportando la Secretaría de Hacienda Federal en la ministración de recurso en los últimos dos años, los gobiernos estatales -principalmente del norte de nuestro país- están tomando medidas precautorias ante las inminentes “rasuradas” que les darán para el 2021.

Con lo cual se hace valer más el dicho que “hombre (en este caso gobierno) precavido vale por dos”.

Y si nos vamos a la definición de la frase, se precisa que “alude a la ventaja de obrar con prevención. Aconseja ser cauto, estar vigilantes para no ser engañado (ojo) y considerar así que ya se ha superado la mitad de la dificultad”.

Porque ¿cuántas veces hemos visto, por ejemplo, promesas de Presidentes de la República que no cumplen?

Ejemplos en Sonora tenemos muchos. Como pudiera ser la rehabilitación de la carretera de cuatro carriles, el home port de Puerto Peñasco, programas de seguridad y salud, etcétera.

Aunque metiéndonos en los temas nacionales, y que también tienen qué ver con promesas incumplidas, la verdad que ya no sabemos qué pensar.

Y lo digo por lo siguiente:

Se suponía que los recursos que nos quitaban a los estados del norte (al menos en esta Administración Federal), se los daban a los del sureste.

Pero ¡oh, sorpresa!

De parte del Gobierno de la República no ha habido esos tradicionales apoyos que se otorgaban en otros sexenios ante los desastres naturales.

En este caso por las sorprendentes lluvias y el derrame de agua de las presas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que tienen inundados a municipios importantes de Veracruz, Chiapas y Tabasco. Esta última, tierra natal del presidente Andrés Manuel López Obrador y donde la pobre gente tiene casi dos semanas viviendo en los techos de sus casas esperando que pase alguna lancha con ayuda de ropa, agua o alimentos.

Imágenes que hemos podido ver en televisión nacional y en redes sociales de internet; lo cual evidencia la extinción total del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y la coordinación de las dependencias gubernamentales que antes sí se tenía.

De acuerdo a los críticos de la Cuarta Transformación (4T) -y a quienes López Obrador estigmatiza como “conservadores” o “adversarios”-, las únicas partidas presupuestales seguras para el 2021 son las que se van a invertir en la construcción del Tren Maya, en el Aeropuerto Santa Lucía y en la Refinería Dos Bocas.

Lo demás no importa, dicen.

Me imagino que ante las propuestas presupuestales de parte de las demás entidades del país, se abrirá de nueva cuenta el debate y con ello se alzarán más fuerte las voces del bloque “Alianza Federalista” que conforman diez Gobernadores del PRI, PAN y MC.

Con más razón en esta época de fin de año y en la que se autorizan las partidas presupuestales para los gobiernos de todos los niveles.

REGRESAN LOS JUEGOS DE LMP

Este martes 17 de noviembre regresan las acciones de la Liga Mexicana del Pacífico, luego de una semana de inactividad que tuvo el objetivo de evitar mayores contagios por la pandemia del Coronavirus.

De acuerdo a la información que ha circulado en los medios de comunicación y en redes sociales de internet, la mayoría de los estadios tendrán autorización de ingresar aficionados al 30% y 40% de su capacidad.

En el caso concreto de los Yaquis de Ciudad Obregón, por ejemplo, se espera una afluencia de alrededor de 5 mil aficionados en cada juego en el nuevo inmueble.

Igualmente podrían andar otros estadios grandes como el de Mexicali, Hermosillo, Culiacán, Mazatlán, Guadalajara y Monterrey.

Confiamos plenamente en que las autoridades y la conciencia de la gente, pueda lograr que no se registren más contagios.

Seguimos en la semana.

 

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota