¿El año 2020 fue opresor o libertador?

2020-12-23 00:00:00 | Gustavo Tena

Los tiempos que estamos viviendo, son los más predichos por diversas culturas, religiones, sabios, profetas, desde todas las épocas y desde todos los rincones del planeta. Cuando los Mayas se referían al final de la cuenta larga y que muchos pensaron o interpretaron como que era el fin del mundo, en realidad se referían al final de la era de piscis e inicio de la era de acuario. 

Sin dar credibilidad a una u otra profecía, si debo de poner atención en todos los acontecimientos que “casualmente” han estado confluyendo en este año tan especial de 2020, para muchos un año maldito por tanto acontecimiento que ha afectado nuestras vidas para siempre y para las generaciones por venir. 

Definitivamente algo acabó y algo está iniciando, y no considero que sea como dicen, el fin del mundo con la extinción de la raza humana o toda la vida en el planeta. Es el fin del mundo si, pero es el fin de quienes han tenido a este planeta asediado, esclavizado, oprimido, castigado, etc. La forma de vivir, pensar, hacer… vaya, SENTIR, la realidad que vivíamos, acabó, los secretos que por milenios fueron celosamente guardados y custodiados están brotando solos de las manos de sus guardianes que también fueron quienes oprimieron al planeta y todos sus habitantes. 

No creo en las coincidencias, éstas no existen, más bien son sincronías. Es fascinante la etapa histórica que vivimos, nos tocó cambio de siglo, cambio de era y cambio ZEITGEIST, es decir cambio del espíritu de la época. Zeitgeist es un término en alemán que traducido al español significa “espíritu de la época” o “espíritu del tiempo”. La palabra Zeitgeist está formada por “Geist” que significa "espíritu” y “Zeit” que expresa “tiempo”

Cuando la gente en general pregunta ¿Cuándo regresaremos a la normalidad?... Bueno, la vida que tuvimos y sus formas, se fueron, quedaron los recuerdos de esas formas de vivir y sentir lo que fue nuestra vida. Si crees que la PLANdemia es la responsable de este cambio, estas muy equivocado… Más bien, es una de las consecuencias o pudiéramos verlo como una de las pataletas que están dando, quienes si están viviendo el fin de su mundo. 

En estos tiempos no solo estamos viviendo el cambio de siglo y era, también estamos viviendo algo que ancestros que vivieron hace 800 años, la alineación de Júpiter y Saturno, que también es algo fuera de lo normal, es decir, el 2020 no es un año normal y marca sin duda alguna, el final de lo que considerábamos normal, así como el inicio de una nueva forma de vivir que nada tiene que ver con “la nueva normalidad” que nos quieren vender los políticos. 

En el 2020 aumentaron exponencialmente avistamientos ovni y los gobiernos de todo el mundo empezaron a aceptar cautelosamente lo que siempre negaron. También, la astrología que siempre fue vilipendiada y calificada de cuentos chinos, se cumplen todas sus predicciones de lo que sucedería en el planeta al cumplirse el termino de la era de piscis y la entrada de la era de Acuario, así como los sucesos geopolíticos de acuerdo a alineaciones planetarias. En este 2020, se activaron igualmente todas las informaciones de naturaleza esotérica, que siempre fueron tratadas como fantasías de gente mal de sus facultades mentales… En ningún año antes en la historia humana, se revolucionó de golpe el conocimiento en general, sobre todo la información espiritual, a pesar de los gobiernos, monarquías y religiosos, así como la comunidad científica amafiada y coludida con los anteriores, para imponer a la gente lo que quieren que pensemos que es la verdad… Su verdad

Mi opinión personal de acuerdo a todo lo que estoy viendo, es que todo lo que desde pequeño me dijeron que eran verdades, en realidad fueron y son mentiras y todo lo que tacharon de fantasías y teorías de conspiración fueron y son las verdades que nos han negado para mantener JODIDA a la humanidad. 

Para mí el encierro me trajo la oportunidad de más convivencia con mi hijo, el 2020 me trajo el sembrar 6 arboles en el parque junto a casa en compañía de mí familia, me trajo más tiempo para escribir, reflexionar, explorar nuevos pasatiempos, subir más videos a mi canal de YouTube, vaya, me trajo aprendizaje en todos sentidos. Decidí enfocarme en lo positivo y negar con todas mis fuerzas los miedos y lo negativo. Todo lo que ha sucedido en este fabuloso 2020, es para sacudirnos en lo social, en nuestro conocimiento, en lo religioso, en nuestra psicología, en nuestra espiritualidad… Es para sacudirnos en todo lo que creíamos SABER para que hagamos espacio para conocimientos de crecimiento real para nuestro ser. 

Quienes no se enfoquen en los aspectos positivos, obviamente el 2020 fue el más espantoso año de sus vidas y los deja preparados para sufrir infiernos mentales en el 2021, pero debemos entender que este 2020 no es un año malo… 

¡El año 2020 fue un año liberador!

 

Gustavo Tena H.

Fotógrafo profesional y ciudadano

ciudadanopenso@gmx.es

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota