El capital político de los aspirantes a la Alcaldía

2021-02-16 00:00:00 | Eugenio Madero

La lucha por el Poder -o por los puestos gubernamentales a través de las elecciones- no solo se da entre los partidos políticos, alianzas y candidatos.

También se da entre los liderazgos de las mismas siglas partidistas.

Luego de que Célida López Cárdenas confirmó su intención de reelegirse como Presidenta Municipal de Hermosillo, llamó la atención que la diputada federal Wendy Briceño reiterara su deseo de ser candidata al mismo cargo y también por el partido Morena -y entiendo que de todos sus aliados como el PT, PVEM y Panal-.

A sabiendas, Wendy, de la ventaja que le lleva López Cárdenas en el posicionamiento ante la ciudadanía por el trabajo hecho al frente del Ayuntamiento local.

Con todo y los problemas que ha enfrentado, por supuesto.

Haciendo un ejercicio de posibles escenarios, si surgieran denostaciones recíprocas entre los grupos de apoyo de estas dos damas -en medios de comunicación tradicionales y redes sociales de internet-, sería perjudicial no solo para quien resultara derrotada en esta posible lucha interna por la candidatura; sino también para la que resulte la abanderada de la coalición.

Ya que eso demostraría una probable división al interior del partido y de los otros organismos políticos que ya se sumaron.

De Wendy, lo que sabemos de ella es que, antes de ser Legisladora había sido una constante luchadora por los grupos sociales que requieren cierta atención; mientras que Célida en su papel de Alcaldesa ha enfrentado, primeramente, la falta de liquidez en las arcas municipales y también -antes y después de su recuperación al contagio del coronavirus- un trabajo muy intenso a favor de los hermosillenses.

Desde la primera participación de Morena en las elecciones del 2015 -y principalmente en el 2018-, la forma de nombrar a sus candidatos siempre ha sido muy original y diferente a lo que habíamos visto en los partidos tradicionales.

Sobre todo cuando utilizaron el tradicional “tombolazo”.

Pero desde que el diputado federal Mario Delgado asumió la titularidad nacional del partido guinda, se dice que el método de encuestas está definiendo a los liderazgos que se convierten en candidatos con miras a puestos públicos.

Y quizá en eso, podría estar cifrada una de las esperanzas de Wendy Briceño y de otros morenistas que quieren repetir en un cargo público. O de aquellos que nunca han tenido esas experiencias y quieren disfrutar de los beneficios de la Cuarta Transformación (4T) en sus diferentes niveles de gobierno.

En mi limitada capacidad de análisis, entiendo que Célida López Cárdenas consolida su capital político en el trabajo hecho ante la ciudadanía durante el trineo que podríamos decir ha sido el más difícil para el Ayuntamiento de Hermosillo en toda su historia.

Todo esto debido a la falta de recursos, a una gran deuda pública heredada por administraciones anteriores y, a que, hay muchas dependencias prestadoras de servicio que no tienen equipamiento -como la recolección de basura, el alumbrado, etcétera-.

Entre muchos otros problemas.

Pero aparte de todo esto, el reto más grande ha sido tratar de frenar la pandemia en todo lo posible en coordinación con las autoridades estatales de Salud que escasamente han recibido el apoyo de la Federación.

En lo que corresponde al perfil de Wendy Briceño, podría estar sosteniendo su propósito -como les planté párrafos arriba- en una posible encuesta en la que confía resultar ganadora.

No obstante se ha rumorado de un posible apoyo -vía dedazo- del dirigente Mario Delgado, ya que han sido compañeros en la Cámara Baja del Congreso de la Unión.

Independientemente de quién sea la candidata de la coalición “Juntos haremos historia”, será una gran lucha electoral si se confirma la postulación de Norberto Barraza Almazán como candidato a la Alcaldía por la coalición “Va por Sonora” que conforman el PRI, PAN y PRD.

Porque después de varias semanas en que el originario de Pitiquito renunció al puesto de director de Servicios Públicos Municipales, se fue aclarando su posible candidatura que también la estuvieron buscando Antonio Astiazarán Gutiérrez (del PAN) y se dice que Ernesto De Lucas Hopkins (del PRI).

Mientras que Movimiento Ciudadano (MC), también tiene proyectado postular formalmente al experimentado David Figueroa Ortega como candidato a la Presidencia Municipal de Hermosillo.

Todos ellos con buena capacidad y oficio político.

Aunque el único problema que tendrán, realmente, es que no podrán hacer campaña.

Tal y como se hacía antes.

Porque casi todo se hará en las redes sociales.

Bueno. Por hoy es todo.

Es que mi compu vieja me está dando muchos problemas.

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota