Recibe Durazo rancho saqueado y ardiendo

2021-09-14 00:00:00 | Gaspar Navarro Ruíz

Se acabó la “luna de miel” del gobierno que encabezó Claudia Pavlovich y la administración entrante que se vivió durante la entrega-recepción, pues el gobernador Alfonso Durazo Montaño, en su primer mensaje arremetió contra el pasado “sexenio trágico” donde prevaleció el pillaje, sumado a los voraces gobiernos anteriores que dejaron a Sonora saqueado.  

“Ayer terminó su sexenio de 30 años y nadie llorará su partida porque su herencia ha sido trágica”, dijo el nuevo mandatario al referirse a políticos y grupos de poder que gobernaron Sonora por tres décadas a los que calificó como “símbolos de saqueo”.  

Y sin mencionar a Pavlovich en su primer mensaje como gobernador constitucional emitido desde Palacio de Gobierno, Durazo señaló que recibió un estado arrasado por malos gobiernos, porque por décadas fue botín de voraces jerarcas.  

 “El gobierno fue manejado como un rancho encargado a un voraz caporal, gobiernos que se decían distintos en el fondo resultaron idénticos, estuvieron marcados por la corrupción, el despilfarro, el derroche, los lujos y las fantasías, guiados por un capitalismo de cuates que solo sabe vivir de corrupción”, reprochó el bavispense.  

El temido séptimo año de los gobernadores que dejan el poder, tal parece que se le convertirá en una pesadilla a la ahora exgobernadora Claudia Pavlovich, al destapar la cloaca Durazo de su administración, con datos y cifras que contrastan con las cuentas alegres que presume la administración estatal anterior.  

Una deuda pública por 23 mil millones de pesos, adeudos millonarios con proveedores y por juicios, además de rezagos en educación, salud, seguridad pública, etc., fueron expuestos por el gobierno entrante al “revisar las entrañas” del aparato estatal.  

“En materia de bienestar tampoco hay buenas cuentas, casi uno de cada tres sonorenses vive en condiciones de pobreza, esa realidad aumentó 27 por ciento en los últimos 12 años, Sonora registró en 2020 una tasa de 54 homicidios por cada 100 mil habitantes con alzas consecutivas en los últimos cuatro años no obstante los extraordinarios esfuerzos realizados por el Gobierno Federal”, expuso.  

“Los números del Inegi, principal referente en el País habla de un sexenio perdido, no obstante, esos desafíos veo el futuro con optimismo, me he preparado toda la vida para la responsabilidad que hoy asumo, cumpliré con las expectativas de renovación que hoy anima a las y los sonorenses, que no quepa duda, mi compromiso fundamental es de carácter ético”, puntualizó.  

Al referirse al Isssteson dijo que pocas instituciones han sufrido un pillaje similar y requiere la colaboración de todos sobre todo para garantizar que no se retrasen los pagos correspondientes.  

El gobernador aseguró también, que “no seguirá la política de endeudar a los sonorenses como salida fácil, no contrataremos más deuda de largo plazo, y a la vuelta de 6 años, dejaremos a un gobierno plenamente solvente”.  

“No seremos más de lo mismo, no patearemos más ese bote hacia el siguiente sexenio como ha ocurrido en otros sexenios”, advirtió.  

La versión del gobierno entrante contrasta con la administración estatal saliente, pues la ahora exgobernadora Claudia Pavlovich hasta el último día de su mandato reiteró que saldría con las manos limpias y la frente en alto.  

En entrevista en Primera Plana TV, con Soledad Durazo, a unos días de entregar el poder, la entonces gobernadora Pavlovich, señaló: “Me voy completamente con las manos limpias, yo siempre he dicho que a la gente no le molesta que tengas o no, bienes, seas rico o no rico, lo que a la gente les molesta es que se lo hayas quitado a ellos, esa es la gran diferencia. Me voy con las manos completamente limpias y con la frente en alto.  

Y sobre el estado en ruinas financiera y que dejará “endeudado hasta las cachas”, como asegura el nuevo gobierno de Durazo, la entonces gobernadora Pavlovich aclaró que no dejar adeudos a corto plazo y que deja una deuda calificada en verde con reestructuración a 17 años.  

¿Va a tener recursos con qué empezar el próximo gobierno, le deja recursos en la caja?, le preguntó Soledad Durazo, a lo cual respondió:  

“Buena pregunta, pagué todos los compromisos a corto plazo, que es lo que estipula la nueva Ley de disciplina financiera, algo que yo no viví; yo tuve que llegar y llegando me dijeron tienes que pagar esto a este plazo, los bancos no esperan, eran mil 900 millones de pesos que yo no tenía de donde los iba a sacar.  

“Este Gobierno no tiene que pagar cortos plazos, tiene una deuda calificada en verde, una reestructuración a largo plazo a 17 años, entonces participaciones federales que llegarán en tiempo y forma y que van a ser un poco más fuertes en septiembre, en octubre, en noviembre y en diciembre, y los meses más flojos son junio, julio y agosto; así es el comportamiento curiosamente, no siempre son el mismo número. Entonces creo que va a tener una gran capacidad, además él tiene muy buenas relaciones y puede gestionar muchas cosas en el Gobierno Federal y sé que así lo hará”, dijo.  

Por cierto, en esa magnífica entrevista en Primera Plana TV a pregunta expresa sobre su futuro político, Pavlovich informó que tomará un merecido descanso al lado de su familia, por lo que asumo que descarta seguir el camino de los ex gobernadores del PRI que al terminar su mandato al primer coqueteo se tiraron a los brazos de López Obrador.  

Así las cosas, el primer mensaje oficial de Durazo como gobernador es de “rompe y rasga” con sus antecesores en el gobierno estatal con acusaciones muy serias de corrupción y pillaje, mismas que podrían generar una “cacería de brujas”, aunque al final solo caigan “charalitos” y no los “peces gordos”, para tratar de calmar a un pueblo sonorense sediento de sangre, de encontrar culpables por la ola de violencia, y la ruina económica y social. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)  

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota