Reyna Haydee ya está en Barcelona

2022-08-05 00:00:00 | Arturo Soto Mungía

Reyna Haydee Ramírez, periodista sonorense que en días pasados fue víctima de una feroz campaña de hostigamiento después de reclamar mayor apertura y equidad en las conferencias mañaneras del presidente AMLO y cuestionar a los ‘paleros’ que cotidianamente asisten a ese ejercicio se encuentra ya en Barcelona, acogida a un programa de protección de periodistas desplazados y becada por la organización no gubernamental Mesa por México. 

Junto a Reyna Haydee viajó la periodista mexiquense Teresa Montaño, que en agosto pasado fue secuestrada por tres hombres armados que la llevaron a su casa, robaron sus pertenencias -computadoras y dispositivos móviles incluidos-, y la abandonaron a las afueras de Toluca, donde tiene su residencia. 

El viaje, ciertamente ya lo tenía programado Reyna Haydee, pero eso no elimina la sucia campaña de denuestos racistas y de todo tipo en su contra, que por cierto no fue la primera. Sucedió cada vez que la colega tomaba el micrófono en las mañaneras y, fiel a su estilo frontal, encaraba al presidente. 

El viaje sucede unos días después de que cayera asesinado el doceavo periodista mexicano en lo que va del año. Ernesto Méndez, del medio ‘Tu voz’ cayó abatido por las balas mientras se encontraba con amigos en un bar. 

El gobierno federal en voz del propio presidente de la República negó que hubiera una persecución contra la periodista sonorense, y ciertamente no es AMLO el que fue tras ella con un garrote, pero fue muy notable cómo le cayeron encima con todo el aparato de bots y trolls oficialistas en una violenta campaña de desprestigio, hostigamiento y ataques personales. 

A Reyna la conozco desde que estudiamos la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Sonora y en todos estos años tuvimos encuentros y desencuentros por su carácter fuerte y sin filtros en lo personal y en el ejercicio profesional. 

Recuerdo una anécdota durante la campaña del entonces candidato del PRI a la gubernatura del estado en 1997, Armando López Nogales. Nos encontrábamos cubriendo una gira por el valle del yaqui, en las instalaciones del Instituto Tecnológico Agropecuario 21, para ser más precisos. 

Reyna traía algunas preguntas para el candidato, que no recuerdo bien pero seguramente eran incómodas porque López Nogales salió al trote junto a su comitiva y subió a la Suburban en que viajaba. Reyna, en su pequeña y rápida humanidad corrió tras él pero el candidato alcanzó a cerrar la puerta. La periodista subió de un salto al estribo de la camioneta y se colgó del espejo lateral obligando a que el convoy, ya en movimiento, detuviera su marcha. 

López Nogales no tuvo más que bajar el vidrio de la ventana y contestar las preguntas de la reportera. 

Reyna Haydee siempre ha sido así, y eso le valió muchas críticas y desprecios oficiales en su carrera. Durante la campaña de Guillermo Padrés fue agredida por el imbécil que coordinaba esa campaña, un torvo sujeto de apellido Alcaraz, que en un arranque de ira le dio un manotazo tumbándole su grabadora cuando intentaba entrevistar al candidato. 

Durante el gobierno de Padrés, Reyna Haydee tuvo que salir del estado y permaneció varios años en Baja California Sur. 

En la campaña de 2018, se acercó a un grupo de colegas que abiertamente simpatizaron con la causa de Andrés Manuel López Obrador y desde allí mantuvo una posición crítica hacia el gobierno de Claudia Pavlovich y hacia la campaña de la Alianza Va por Sonora que encabezó Ernesto Gándara. 

Ignoro qué pasó después, pero Reyna apareció yendo y viniendo a la ciudad de México, colaborando para varios medios nacionales y locales y con participaciones esporádicas en las mañaneras de Palacio Nacional, donde siempre llevó temas relacionados con los derechos humanos, la defensa de los pueblos originarios y la protección al medio ambiente, lo que finalmente terminó por volverse incómodo en un ambiente tan controlado como es el de las mañaneras. 

Hoy está en Barcelona y sabemos que desde allá seguirá con sus coberturas noticiosas. En la adversidad, hay ventanas de oportunidad que seguramente aprovechará para seguir haciendo el periodismo que siempre ha hecho. 

II 

Por otro lado, reportan al gobernador del estado Alfonso Durazo a todo tren planchando acuerdos y preparando el terreno para la próxima visita del presidente de la República, que estará de nuevo en Sonora la última semana de agosto, tentativamente. 

En Etchojoa, allá en el sur profundo del estado el gobernador sostuvo un encuentro de seguimiento al plan de justicia para la etnia mayo “para que el presidente no nos encuentre con las mano vacías”, dijo. 

Entre otras cosas, firmó un convenio para la elaboración de estudios y proyectos de la ampliación del camino de Desemboque a Punta Chueca (con una longitud estimada de 63 kilómetros) en territorio seri, así como la construcción del puente vehicular sobre el río Mayo en la comunidad de Mesa Colorada. 

Y en materia de seguridad, el gobernador entregó diez patrullas a las corporaciones de los municipios de Álamos, Benito Juárez, Etchojoa, Huatabampo y Navojoa. 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota