Nuestro bando somos nosotros

2023-11-14 00:00:00 | Gustavo Tena

Escuchaba una información respecto a la vibración, todo es vibración, somos vibración y hasta nuestros pensamientos, sueños, sentimientos e intenciones vibran y lo hacen en frecuencias que se modulan y/o sintonizan, igualándose o diferenciándose por esos últimos aspectos que nombré… Los sentimientos y la intención.

El presentador que compartía la información sobre la vibración de lo material y no material del universo, no comentó específicamente sobre la vibración de lo intangible… Yo agregué el detalle sobre ese aspecto. Solo me vino la idea y así como me vino, aquí la comparto. Pero no puedo evitar reflexionar y profundizar en ese corto pedacito de información:

“Nuestros pensamientos, sueños, sentimientos e intenciones vibran y lo hacen en frecuencias que se modulan y/o sintonizan, igualándose o diferenciándose por los sentimientos y la intención.”

Si todo es vibración, el concepto armonía no puede dejar pasarse por alto… Modular, sintonizar, armonizar… Conectar. No se ustedes, pero el concepto armonía lo conecto con ecuanimidad (que al parecer por su raíz viene de ecualizar, termino relacionado también a la vibración, al sonido, tranquilidad, paz.

¿Cómo me relaciono con los demás, tomando en cuenta esta información? Una palabra que ha tomado mucha popularidad es resonar, me resuena esto o lo otro. De igual manera pero desde más atrás, vibrar, me vibra esto o lo otro. Mucha gente ve estas “nuevas” formas de expresión en las personas en general como modas parecidas a las modas del vestir, pero no olvidemos que “la palabra”, la palabra vocalizada, tiene energía y como energía tiene poder. Si la palabra verbalizada tiene intención, entonces se convierte en poder focalizado… Pero si le agregamos el sentimiento, le integramos la intensidad. Las palabras que se están integrando a nuestro uso diario están modificando nuestra estructura básica de pensamiento, el sistema operativo de nuestro cerebro y por ende, nuestra actitud ante lo que estamos percibiendo día a día.

¿Ves armonía actualmente en el mundo? ¿Te parece que armoniza lo que dicen y piensan las corporaciones, sus medios y sus gobernantes con su accionar? Y esto, ¿Es a su vez armónico contigo?
¿Vivimos en una sinfonía? O vivimos en lo contrario, el caos vibracional, ¿Piensas que es casual?

Es curioso que siempre nos lleven en los medios de comu… Propaganda, (Iba a decir por la costumbre programada, “de comunicación” pero la mayoría, no todos, pero si una importante mayoría se comportan como medios de propaganda y adoctrinamiento) a ver los sucesos en el mundo como si fuesen un partidos de futbol o unas peleas de box y tomemos preferencia por un bando u otro y digamos los tal son los buenos y los cual son los malos… Blanco o negro, las escalas de grises nos las desaparecen. ¿Qué tiene que ver todo esto con vibración, frecuencia, modulación, sintonía y armonía? Todo.

Quienes perdieron el control del mundo después de un reinado de miles de años a través de gobiernos de diferentes tipos, entiéndase monarquías, dictaduras o “democracias”, conocen a la perfección el tema de que el universo vibra, que vibramos y que reaccionamos a ello. Nuestra falta de armonía entre nosotros la gente les sirve y que sintonicemos con las historias que nos regalan les sirve igual.

Pero me pregunto, ¿Si yo accedo a sintonizar con la historia de un bando dentro de la obra de teatro del escenario mundial? Es decir, vibro armónicamente con su misión, visión ¿Me afecta el karma generado por sus hechos? Ejemplo, si apoyo los actos de guerra del gobierno sionista en contra de Palestina o los actos de guerra de Hamas en la supuesta defensa de los palestinos… ¿Me convierto en parte de la energía que se generó por uno u otro bando y me convertiría en un receptor más del efecto de balance de energía que le llaman karma? Somos energía, somos vibración y nuestro pensar decir y hacer generan un efecto hacia el universo… Yo digo que sí. El solo hecho de tomar partido, nos incluye en el drama vibracional de todo suceso en que decidamos tomar partido, al tomar partido, nos incluimos como miembros de los hechos, sin importar que estemos cerca o lejos. Nos integramos a la energía, a la vibración generada… Claro esto son reflexiones que saco por un ”poco” de intuición, algo de lógica y una pizca de información que he estudiado, puedo estar equivocado, pero mi intuición me dice que solo un poquito. ¿Tu que piensas? 

Yo pienso que el tiempo de seguir lo que los medios, sus actores y cantantes famosos, corporaciones y sus marcas ya pasó. Nos toca a la gente común hacer caso a nuestra  “intuición” y vibrar como pueblo juntos en armonía con la naturaleza… Nuestro bando somos nosotros. 1CP

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota